Campo de Gibraltar

Imbroda afirma que el miedo al coronavirus no es una justificación para faltar a clase

  • "Nuestros hijos tienen que estar en los colegios", dice el consejero de Educación

La clase de un colegio de La Línea, vacía el pasado lunes. La clase de un colegio de La Línea, vacía el pasado lunes.

La clase de un colegio de La Línea, vacía el pasado lunes. / Erasmo Fenoy (La Línea)

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha afirmado este miércoles que "el miedo" al coronavirus "no es una justificación para faltar a clase" en referencia a las localidades con más incidencia de la Covid-19, como La Línea o San Roque, que tienen tasas de absentismo del 90% y el 50%, respectivamente.

"Nuestros hijos tienen que estar en los colegios, que es donde pueden desarrollar el derecho a la educación universal en igualdad de condiciones. No hay mejor instrumento para nuestros niños que la presencialidad", ha manifestado antes de reclamar nuevamente "prudencia y sentido común".

Sobre posibles sanciones a los padres de los alumnos que no van a clase, ha apuntado que cuando se produce esta situación, se activan los protocolos de absentismo "haya Covid o no haya Covid". Por ello, ha apuntado que si no quieren llevar a sus hijos a clase, tienen que justificarlo. Ha precisado, eso sí, que llegar a la Fiscalía es siempre el "paso último en un caso ya extremo".

"Cuando se activan -los protocolos- se quedan normalmente en una conversación entre el centro y una familia, o quizá tengan que intervenir los servicios sociales, porque a lo mejor es una familia que no cree en el colegio, que también nos lo hemos encontrado", ha apostillado.

Imbroda ha explicado que el absentismo ha aumentado sobre todo en primaria porque es dónde más "alumnos vulnerables", entendidos como los que tienen algún tipo de patología, se encuentran escolarizados (un 56%). El consejero ha recalcado que las familias "tienen que ver que no pasa nada" y comprobar que las medidas puestas en marcha al inicio del curso "siguen dando resultado".

El consejero ha señalado que, hasta el 31 de diciembre, el absentismo escolar pasó de los 6.152 a los 11.427 alumnos en primaria respecto al año pasado, si bien en secundaria ha bajado de los 23.569 a los 16.005 estudiantes en el mismo periodo.

Sobre la petición de colectivos de padres para cerrar colegios y otros centros educativos, ha señalado que cuando esto pasó en marzo del año pasado fue porque fue Salud Pública la que tomó dicha decisión, siendo ahora las autoridades sanitarias las que tienen que hacer lo propio.

Ha manifestado que "siempre" ha sido "muy crítico" con los colectivos que han "cuestionado" o "condicionado" la labor de los docentes. "Espero que nosotros no seamos tan críticos con las autoridades sanitarias, que son las que tienen que determinar si en determinados lugares o comarcas, en función de la incidencia, se tienen que cerrar o no los colegios", ha dicho.

Ha recordado que en septiembre también se vivió esta "incertidumbre", afirmando que entiende la "lógica preocupación" de los padres, pero ha insistido en que es preciso ser "respetuoso" con las autoridades sanitarias. No obstante, ha apuntado que se ha trabajado para que los centros educativos de Andalucía estén "preparados para cualquier contingencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios