Criminalidad Preocupación policial por el alza de la violencia sexual en los jóvenes

  • En 2018 se denunció un delito contra la libertad sexual cada ocho días en Algeciras y uno cada quince en La Línea

  • También crece la delincuencia juvenil en robos con fuerza y en vehículos

Puesta a disposición judicial del detenido por una agresión en el Llano Amarillo Puesta a disposición judicial del detenido por una agresión en el Llano Amarillo

Puesta a disposición judicial del detenido por una agresión en el Llano Amarillo / Erasmo Fenoy

Algeciras registró en 2018 una denuncia por agresión o abuso sexual cada ocho días. En La Línea se produjo una cada quince días. En total, 45 delitos denunciados en el primer caso y 24 en el segundo, unos datos que suponen un fuerte aumento respecto a los registrados el año anterior (50% en Algeciras y 41,2% en La Línea). Pero más allá de la frialdad de las cifras existe una preocupación policial también por el perfil del delincuente: está creciendo este tipo de infracciones entre los menores de edad o gente muy joven.

El aumento de la violencia sexual es un hecho que no se ciñe solo al Campo de Gibraltar. El balance de criminalidad del Ministerio del Interior, basado en las denuncias formuladas ante los distintos cuerpos de seguridad en las ciudades mayores de 30.000 habitantes, refleja un incremento generalizado de los delitos contra la libertad sexual en la provincia de Cádiz (17,8%), pero también a nivel andaluz (13,8%) y nacional (18,1%).

Una parte de ese alza son los 15 casos más registrados en Algeciras, hasta llegar a 45, dos de ellos de agresiones sexuales con penetración. En La Línea, de los 24 delitos contabilizados, dos fueron con penetración.

En el resto de la provincia hubo un aumento de denuncias en buena parte de los municipios, exceptuando El Puerto, Puerto Real y Sanlúcar de Barrameda. El dato porcentualmente más llamativo se dio en Arcos de la Frontera, donde se triplicaron este tipo de delitos al pasar de 3 a 9.

En los cuerpos policiales preocupa la dimensión cualitativa de estas cifras, tras las que están en muchos casos menores de edad o personas muy jóvenes. Los datos se reflejan en casos de relevancia pública como los de las diferentes manadas aparecidas en los últimos meses o la agresión sexual en el Llano Amarillo el día de la cabalgata de Reyes, cuando una menor de 14 años denunció una violación por parte de un joven de 18 en presencia de dos amigos del supuesto agresor, uno de ellos menor de edad.

En Algeciras se denunciaron 45 agresiones y abusos sexuales a lo largo de 2018 y en La Línea, otros 24.

La delincuencia juvenil también crece en otros tipos de infracciones, como los robos con fuerza o en el interior de vehículos, cometidos habitualmente por jóvenes o toxicómanos y que, apuntan fuentes policiales, desvirtúan las estadísticas de criminalidad: una sola persona puede cometer varias infracciones en un breve lapso de tiempo.

A este respecto, en los dos municipios más poblados de la comarca se han registrado menos robos con fuerza en domicilios y establecimientos, pero en el caso de La Línea sí suben los robos con violencia e intimidación (28,9%), con 58 infracciones registradas. En Algeciras resulta llamativo el aumento de un 34,% en las sustracciones de vehículos, 199 fueron robados el año pasado.

Precisamente para atajar este tipo de delitos la Comisaría de Policía Nacional de Algeciras cuenta con cuatro nuevos dispositivos de seguridad ciudadana en colaboración con la Policía Local: uno para atajar los robos en interiores de vehículos, otro para evitar robos en domicilios, otro de robos en establecimientos y un cuarto para actuar contra los puntos de menudeo de drogas.

En este sentido, el comisario, Francisco López Gordo, destacó en su toma de posesión el martes pasado que una de sus prioridades es “garantizar la seguridad ciudadana” y la “lucha contra la delincuencia común”, una actuación sobre las infracciones a pequeña escala que van degradando la ciudad. Más necesaria aún porque se espera que este tipo de delincuencia urbana crezca a consecuencia de la desarticulación de numerosas redes de narcotráfico, que derivaría a las calles a parte de los integrantes de la escala más baja de las organizaciones.

El fuerte operativo desarrollado contra esta lacra en la comarca se ha dejado notar en el aumento de los casos de tráfico de drogas contabilizados en La Línea (87), un 33,8% más que en 2017. En cambio, en Algeciras cayeron los delitos registrados por esta materia un 24% (238 en total).  

En otro tipo de infracciones penales, la evolución ha sido diferente. Así, en el caso algecireño suben los secuestros (4 en 2018) y los asesinatos (hasta 3 se llegaron a contabilizar el año pasado), mientras que en La Línea no se registró ningún caso de esos dos delitos. En global, la criminalidad subió en Algeciras un 1,1% en 2018, con 5.104 infracciones penales, mientras que en La Línea el aumento fue del 11%, 2.963 casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios