EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Campo de Gibraltar

El Campo de Gibraltar avanza hacia el desconfinamiento por el coronavirus

  • Los distritos con mayor incidencia acumulada de coronavirus en los últimos 14 días son las ciudades de Málaga y Granada, junto con el área metropolitana de la capital nazarí

  • Las otras 30 áreas sanitarias andaluzas pueden pasar a la fase 1 de la desescalada

Varios sanitarios, en una concentración ante el hospital Punta de Europa. Varios sanitarios, en una concentración ante el hospital Punta de Europa.

Varios sanitarios, en una concentración ante el hospital Punta de Europa. / (Algeciras)

El Campo de Gibraltar entrará muy probablemente el próximo lunes en la fase 1 de la desescalada al cumplir los requisitos marcados por el Ministerio de Sanidad para ir avanzando en el plan de desconfinamiento. Este miércoles, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha confirmado que son tres las áreas sanitarias de la comunidad que no están en condiciones de pasar a esa fase 1. No ha concretado cuáles son, pero sí ha reconocido que dos están en Granada y una en Málaga. Sanidad tendrá ahora que aprobar la propuesta de la Junta, que pondría a la comarca en la siguiente etapa del desconfinamiento.

Moreno lo ha dicho durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Parlamento de Andalucía, poco antes de que la Consejería de Salud enviase al Gobierno central la propuesta andaluza para avanzar a la fase 1. A mediados del pasado mes de abril, el presidente de la Junta ya propuso que Andalucía, o más bien determinadas zonas de la comunidad autónoma, liderasen el camino del desconfinamiento antes que el resto del país, dada la baja incidencia de la Covid-19 en ellas.

Moreno mencionó entonces zonas de Huelva y Almería, pero también hay otras con una tasa de incidencia baja en comparación con otros puntos de Andalucía y del país. En el caso del Campo de Gibraltar, la tasa de incidencia durante los últimos 14 días (indicador que mide el Ministerio de Sanidad) es de 14 casos por cada 100.000 habitantes. Sanidad ha marcado el corte para pasar de fase en 10 casos, pero contando solo los detectados por pruebas PCR, mientras que en ese dato de 14 casos están contabilizados también los detectados por test rápidos (bastantes en las últimas semanas después de realizar los test en residencias de mayores y a los servicios de ayuda a domicilio). 

El titular de Salud, Jesús Aguirre, explicó el martes que la dificultad para avanzar en el desconfinamiento está, precisamente, en la tasa de incidencia del virus en los últimos 14 días, lo que concuerda con lo desvelado por el presidente. Las demarcaciones con peores datos de incidencia son Málaga capital -que incluye a Rincón de la Victoria- Granada capital y el área metropolitana nazarí, que engloba a casi 20 municipios.

El plan remitido por la Junta prevé que todas las provincias andaluzas pasen a esa fase 1, con la excepción de los tres distritos, aún por confirmar. En San Telmo son optimistas respecto a la posición del Gobierno. Pese a que el presidente en la sesión de control ha afeado la falta de fluidez de las comunicaciones de La Moncloa, consideran que Andalucía no es la única región que quiere diferenciar por áreas o distritos sanitarios

El objetivo de esta división es beneficiar a territorios que, estando en provincias más afectadas -Granada y Málaga- tienen buenas condiciones para avanzar en la desescalada. Es lo que ocurre, por ejemplo, con la Axarquía y la Serranía malagueña o con la costa granadina. En el resto de provincias, aunque la situación no es igual en todo el territorio, la indicencia es mucho menor. 

La petición de la Junta no se resolverá este miércoles, sino que el Ministerio de Sanidad tardará uno o dos días en responder. Un equipo de técnicos debe revisar las propuestas de las comunidades y darles luz verde si consideran que pueden avanzar en la desescalada. Junto con la incidencia del virus en las últimas dos semanas, el departamento que dirige Salvador Illa también tiene en cuenta la capacidad hospitalaria para pacientes graves y camas de UCI, el material de protección y el personal dedicado al rastreo de futuros brotes, entre otros parámetros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios