Prisiones

Acaip destaca la implicación de funcionarios e internos en Botafuegos contra el coronavirus

  • El sindicato afirma que la mayoría de reclusos comprende la situación

  • Un grupo de mujeres elabora mascarillas para el personal

El centro penitenciario de Botafuegos El centro penitenciario de Botafuegos

El centro penitenciario de Botafuegos / Erasmo Fenoy

La sección sindical de Acaip en el centro penitenciario de Botafuegos, en Algeciras, destaca que hasta el momento el estado de alarma no ha provocado ninguna situación conflictiva en la cárcel a pesar de que se han suspendido las visitas y las actividades que conllevaban el acceso de personal ajeno a la prisión. "Se puede decir que hay una calma tensa. No pasa nada. La mayoría son conscientes de que son medidas excepcionales y temporales y ya saben que se va a alargar un poco más", explica el portavoz de Acaip, José Luis Alcaraz, que también desmiente que algún recluso haya resultado infectado por el Covid-19. "Han salido algunas informaciones falsas y malintencionadas en las redes sociales. Hace una semana salió un interno por neumonía, pero dio negativo en las pruebas y regresó sin ningún problema", indica. 

En la prisión se toman medidas desde el fin de semana en el que se anunció el estado de alerta, sin que desde entonces entre nadie ajeno a la cárcel, excepto los reclusos que han vuelto de permiso y los de nuevo ingreso. Para estos, se han habilitado unas galerías para que pasen una cuarentena de 14 días. Si en ese tiempo no han presentado síntomas, pasan a alguno de los módulos del centro. 

Desde el fin de semana del 14 y 15 de marzo se han suspendido las entradas de los voluntarios de las ONG que ofrecen sus servicios a los reclusos, profesionales externos y abogados. Solo se permite el acceso o salida por causas extraordinarias, con una orden judicial. Para paliar esta situación, a los internos se les ha ampliado de 10 a 15 el número de llamadas que pueden hacer durante la semana. 

A estas medidas se unieron desde la semana pasada el aplazamiento de los permisos de salida y se permite a los internos que permanezcan en sus celdas de forma voluntaria para evitar aglomeraciones en los módulos. En este caso solo acuden al comedor para el desayuno, almuerzo y cena. Además, este lunes se ha comenzado a pulverizar con desinfectante el interior de la prisión, en las zonas de ingreso y enfermería y en zonas comunes, como la cocina. 

Un grupo de internas también está colaborando con la fabricación de mascarillas. El domingo se entregaron 60 con el material que ha conseguido reunir el personal de Botafuegos. En enfermería, los sanitarias se han organizado en grupos de trabajo para evitar que si alguno resulta infectado por el Covid-19, el resto también tenga que aislarse. 

"Ahora nos toca a todos pelar y estar unidos frente al coronavirus. Todos nos estamos dejando la piel y la mayoría de internos entienden en la situación en la que estamos, aunque se les haya trastocado el día a día, pero como a todos. Solo hay un pelín de tensión en los módulos más complicados, en los que hay gente multirreincidente, pero todo va saliendo bien. Todo está cerrado y  blindado. Los únicos que entramos del exterior somos nosotros, que estamos tomando todas las medidas para protegernos. El sindicato y la dirección estamos adoptando todas las medidas necesarias", explica Alcaraz.

El responsable de Acaip reitera los intereses "espurios" de las falsas informaciones sobre la situación en la prisión. "Han salido informaciones falsas a través de las redes sociales diciendo que hay casos de coronavirus e incluso se ha hecho un llamamiento de protesta y se insulta a los funcionarios. La finalidad de estos comentarios es que creen que se va a liberar a todos los reclusos que están en prisión preventiva. Pero eso depende de la autoridad judicial. Lo único que se puede conseguir con esto es que haya algún altercado", lamenta el representante sindical. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios