Campo de Gibraltar

Ruiz Boix reclama al puerto la mejora de los jardines de Los Russo pactada en 2011

  • El alcalde sostiene que aunque se hicieron trabajos de mejora, quedan tareas pendientes

Parte de los terrenos de La Rosaleda, en San Roque. Parte de los terrenos de La Rosaleda, en San Roque.

Parte de los terrenos de La Rosaleda, en San Roque. / e. s.

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, reclamó ayer al presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), Manuel Morón, el cumplimiento total de los proyectos contemplados en la adecuación de los jardines de Los Russo. Se trata de una iniciativa que, según el regidor sanroqueño, se encuentra recogida en el Plan Especial de la zona de Servicio del puerto Bahía de Algeciras firmado en 2011. La obra se circunscribe al espacio conocido como La Rosaleda, situado en Campamento, y que se encuentra en situación de abandono.

"Una de las apuestas del Ayuntamiento desde hace varios mandatos ha sido la puesta en valor de la finca de Los Russo, un espacio que se adquirió en 2002 y que incluye tanto dos inmuebles como los jardines de El Palmeral y La Rosaleda. Como compensación al municipio por el uso portuario de amplios espacios de nuestro litoral, se consiguió incluir en el plan especial la adecuación de estos amplios jardines. En 2013 la Autoridad Portuaria realizó unos trabajos de mejora en El Palmeral, en la zona más cercana al litoral. Pero queda pendiente La Rosaleda, la parte de la finca más amplia y situada al interior", explicó el alcalde sanroqueño.

Los terrenos se encuentran acotados a la espera de la actuación de la APBA, según el alcalde, y al no haberse hecho nada han sido usurpados por algunas personas llegando incluso a pastar caballos. "Este espacio, con tanto potencial, está cada día más deteriorado, lo que supone un perjuicio para el común de los sanroqueños", afeó Ruiz Boix, quien aprovechó para asegurar que Manuel Morón "ha dado muestras de no querer cumplir sus compromisos con el municipio de San Roque" refiriéndose al dragado de la desembocadura del río Guadarranque y del vertido de la arena resultante en el tramo del litoral conocido como Los Gallos.

"En este caso nos referimos a un compromiso anterior, de 2011, que tampoco se ha culminado totalmente. La obra realizada fue insuficiente, y reclamamos por lo tanto la actuación pendiente en la rosaleda como una manera de compensar los perjuicios que suponen para los vecinos de la Bahía las actividades portuarias", concluyó Ruiz Boix.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios