EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Operación Comienzo de la Guardia Civil Cae una red que introducía hachís por el Estrecho y fondeaba la droga en el mar

  • Los fardos eran recogidos por embarcaciones deportivas a nombre de testaferros sin antecedentes

  • 35 personas pasan a disposición judicial

Resumen de la Operación Comienzo de la Guardia Civil contra el tráfico de drogas.

La Guardia Civil ha desarticulado una organización dedicada al narcotráfico que introducía grandes cantidades de hachís en las costas de Andalucía por el método del fondeo, con embarcaciones de recreo que llegaban a puertos deportivos para su descarga.

En total, se han puesto a disposición judicial a 35 personas y se ha incautado más de una tonelada de hachís, según ha informado este sábado la Guardia Civil en un comunicado.

La organización contaba con una flota de embarcaciones de recreo a nombres de terceras personas, todas sin antecedentes por narcotráfico, con las que recogía el hachís fondeado.

La operación comenzó en 2018, cuando un guardia civil de descanso que circulaba en su coche observó a un todoterreno sospechoso de utilizarse para cargar fardos de hachís, por lo que contactó con la central operativa y confirmó que el vehículo era robado.

El agente hizo un seguimiento a ese coche pero otro vehículo, de los que utilizan como seguridad las organizaciones de narcotráfico, se interpuso entre ambos y consiguió huir, aunque al conductor de ese segundo coche se le identificó.

Este hecho, junto a otros de marzo de 2019, lleva a la Guardia Civil a iniciar una investigación para determinar si una banda criminal en la comarca de La Janda de Cádiz estaba introduciendo hachís en embarcaciones de recreo.

La inspección de una de las viviendas por parte de la Guardia Civil. La inspección de una de las viviendas por parte de la Guardia Civil.

La inspección de una de las viviendas por parte de la Guardia Civil.

Después de meses de investigación y varios alijos intervenidos se constató el modo de operar: con embarcaciones semirrígidas cruzaban el Estrecho con el cargamento y lo fondeaban en aguas internacionales pero cerca de la costa gaditana.

Una vez fondeado la organización, en una embarcación recreativa, se desplazaba al punto exacto proporcionado por la organización marroquí y lo llevaba al puerto pesquero desde donde salió, para desde allí llevarlo en todoterrenos y motos quad a la guardería.

Se llevaron a cabo varias intervenciones, en la primera la organización cambió el lugar del alijo del Puerto de Barbate, ya que estaba la Guardia Civil realizando un desembarco de migrantes, y tuvo que realizar un fondeado en una zona de acantilados "prácticamente inaccesible desde tierra" donde la Guardia Civil pudo intervenir 320 kilos de hachís.

En la segunda, los agentes descubrieron una boya sospechosa de la que cuelgan de una cuerda 19 fardos de hachís, muy cerca de donde fueron sorprendidos los integrantes de una embarcación seguida.

La última intervención se produce en una embarcación recreativa en aguas cercanas a Barbate y en la que se aprehende 340 kilogramos de hachís y se detiene a los dos tripulantes.

Una vez que conocían el modus operandi se llevó a cabo la "fase de explotación de la Operación Comienzo", con dieciocho entradas -catorce en Barbate- y más de doscientos agentes movilizados.

Se logró desmantelar por completo la organización y se puso a disposición judicial a sus 35 integrantes por delitos contra la salud pública, contra el patrimonio y por pertenencia a organización criminal.

Además, se intervienen en total 1.260 kilogramos de hachís, siete embarcaciones, se recuperan ocho vehículos sustraídos, se aprehenden seis vehículos comprados con los beneficios obtenidos con el narcotráfico, material electrónico e informático y 20.000 euros en efectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios