Fiestas de Navidad El Campo de Gibraltar celebra y disfruta con conciencia las horas previas a la Nochebuena

  • La arraigada costumbre de reunirse con amigos y allegados las horas previas a la Nochebuena se mantiene, pero en pequeños grupos

  • Los negocios de hostelería promueven la reserva de mesas para evitar las aglomeraciones

Ambiente navideño en Algeciras. Ambiente navideño en Algeciras.

Ambiente navideño en Algeciras. / Nacho Marin (Algeciras)

Diversión con conciencia. Los habitantes del Campo de Gibraltar han demostrado este jueves que el ambiente navideño se puede mantener junto con las medidas de seguridad por el coronavirus.

La tradicional cita de las horas previas a la Nochebuena se ha desarrollado hasta primera hora de la tarde de este jueves con normalidad, marcada por la animación entre los grupos y la distancia entre las mesas en las terrazas

Las fechas más entrañables y familiares del año van precedidas tradicionalmente de un gran ambiente en las principales zonas céntricas de las localidades en una costumbre, la de reunirse con amigos y allegados para compartir las horas previas a la cena familiar por excelencia, que está plenamente arraigada en la comarca.

Algeciras y La Línea siguen siendo los puntos neurálgicos. Este año, aún con la pandemia, en Algeciras la gente se ha echado a la calle aunque en un número sensiblemente menor, más comparable al de un domingo de primavera que al de un 24 de diciembre en el que la gente se agolpaba hombro con hombro. Al contrario, durante el mediodía había suficiente holgura en las calles. 

En la ciudad algecireña, la celebración se ha centrado en las zonas de tapas del centro: el eje de las calles del tapeo y bares de copas formado por las calles Sevilla, avenida Blas Infante, Capitán Ontañón, Convento y Trafagar.

La mayoría de los negocios de hostelería habían promovido durante los días previos la reserva de mesas para grupos reducidos con un doble objetivo: evitar la rotación de las mesas y generar cuentas más abultadas con un único grupo de clientes. Y es que antes de la pandemia, lo habitual para muchos grupos era recorrer varios bares para coincidir con los amigos y familiares en una suerte de peregrinación por el centro. Este año ha sido, por el contrario, una fiesta en la calle más estática. Pero fiesta, a fin de cuentas. 

El Llano Amarillo era este año territorio vedado para los jóvenes, con el botellón totalmente prohibido. La Policía Local se ha dejado ver con frecuencia tanto en la explanada portuaria como por las calles céntricas para vigilar que los grupos evitasen interactuar entre sí y generar una concentración de personas. 

El comportamiento en general ha sido el esperado: sin grandes concentraciones de personas. Sí se han visto momentos comprometidos con grupos de gente fumando apartados de las terrazas pero de manera muy puntual. 

La calle Trafalgar de Algeciras, vacía a las 18:45 La calle Trafalgar de Algeciras, vacía a las 18:45

La calle Trafalgar de Algeciras, vacía a las 18:45 / A. Galiano

En La Línea, las terrazas del centro también han gozado de animación, así como la Calzada de Tarifa, el Paseo de la Constitución de Los Barrios y otros enclaves céntricos de la comarca. 

Durante la jornada de este jueves, 24 de diciembre, rigen condiciones diferentes en cuanto al toque de queda y las reuniones familiares. La movilidad en las calles se mantiene hasta las 1:30 de la madrugada y están permitidas las reuniones familiares de hasta 10 personas.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios