Entrevista | María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social “La eutanasia formará parte de la cartera de servicios sanitarios”

  • La titular de Sanidad sostiene que morir "es un derecho de la persona, no de sus familiares, abogados o jueces".

María Luisa Carcedo, durante la entrevista. María Luisa Carcedo, durante la entrevista.

María Luisa Carcedo, durante la entrevista. / Erasmo Fenoy

Una de las medidas de más impacto del programa electoral del PSOE para el 10-N es la aprobación de una ley de eutanasia y muerte digna, que formaría parte de las 35 medidas prioritarias de un futuro Gobierno. 

Faltan médicos especialistas. Se mantiene el atasco con los MIR.

–Hubo un atasco muchos años por un ejercicio de irresponsabilidad por parte del Gobierno del PP al no convocar plazas MIR. En las dos últimas convocatorias ha habido un incremento del 15% , singularmente de medicina familiar y comunitaria, que es donde más déficit hay. Hay carencias en determinadas especialidades. Estamos tratando de acoplar las edades medias de los facultativos en las especialidades con la formación de nuevos profesionales para que no haya esas carencias.

Andalucía fue pionera en las recetas de medicamentos con principios activos, siendo la hoy ministra de Hacienda, María Jesús Montero, consejera de Salud. ¿Extenderán el modelo a toda España?

–Hay que recordar que el PP recurrió ante el Tribunal Constitucional el sistema de subastas en la fabricación de medicamentos... y perdió. Y que en Andalucía anunciaron que iban a acabar con ese sistema, pero siguen con él. Ojo, es una fórmula con la que se ahorran 200 millones de euros al año.

¿Y a nivel nacional?

–Estamos trabajando en varias vías. Lo primero que hemos hecho ha sido implantar el criterio coste-efectividad con todos los laboratorios. Con algunos nos costó meses conseguir que aceptasen este criterio. Estamos haciendo también un ejercicio de objetivación de la evidencia científica de los medicamentos, para que aquellos que no demuestren ninguna efectividad terapéutica salgan del sistema y, en tercer lugar, estamos explorando algunas vías para que a nivel nacional fijemos precios de acuerdo a las recomendaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). Además de todo esto, estamos promoviendo las compras centralizadas por parte de las autonomías, de medicamentos, productos sanitarios, servicios e, incluso, mobiliario. Hemos presentado un informe ante el Consejo Interterritorial de Salud, donde participan todas las autonomías, y donde se recogen compras centralizadas por valor de 2.700 millones de euros, con un ahorro para las administraciones públicas de 240 millones. Podemos llegar a los 5.000 millones de compra, con un ahorro de 500 millones.

"Estamos cerrando un plan con las autonomías para combatir el desabastecimiento de medicamentos y poniendo en marcha expedientes a las empresas que incumplan, exprimiendo al máximo esta posibilidad"

Se da también el desabastecimiento de determinados medicamentos en las farmacias.

–Ya, esa es otra pelea. Es un problema que se da en España y en otros países de nuestro entorno, como Francia.

¿Es una forma de presión de los laboratorios a las administraciones?

–Ehhhh… El mayor porcentaje de desabastecimiento se debe a problemas de volumen de fabricación, ya que los laboratorios no quieren arriesgar y tener stocks. Estamos cerrando un plan con las autonomías para combatir estos desabastecimientos y poniendo en marcha expedientes a las empresas que incumplan, exprimiendo al máximo esta posibilidad. Estamos también trabajando con las empresas farmacéuticas para que atiendan la demanda de medicamentos: si se comprometen a tener un medicamento, deben tenerlo de manera preventiva. También estamos trabajando con los profesionales para que puedan conocer con antelación los posibles desabastecimientos y puedan acudir a una alternativa terapéutica, aunque corremos el riesgo de que sea más cara, cosa que no podemos tolerar.

"¿Retrasar la edad de jubilación? Depende de la profesión. [...] Hay ser conscientes de que el perfil ha cambiado"

Una de las medidas estrella del programa electoral del PSOE es la ley de eutanasia y muerte digna. ¿En qué modelo se han fijado?

–El modelo belga es el que más adecuado nos parece. Es una ley que hemos trabajado en el grupo parlamentario y en el partido. Estando ya en la oposición presentamos una proposición de ley de eutanasia que garantiza los derechos de las personas. Morir no es una decisión de los familiares del enfermo, ni de abogados, jueces o médicos, sino de la persona, que es la que hace la petición con plena seguridad jurídica. Y este paso formará parte de la cartera de servicios sanitarios, en condiciones de calidad y dignidad. No lo podrá hacer cualquiera, sino solo aquellas personas que padezcan una enfermedad que le suponga un sufrimiento insoportable, sin cura y que no suponga una muerte inminente.

Hablemos de la ley de dependencia. En 2033, según el INE, la cuarta parte de la población española, con 49 millones de habitantes, tendrá más de 65 años. ¿Estamos preparados para atender ese envejecimiento de la población?

–¡Prefiero llamarlo incremento de la esperanza de vida!

Tiene razón. ¿Una solución es retrasar la edad de jubilación hasta los 70 años?

–Depende de la profesión. Hay personas con 70 años que están perfectamente lúcidas y capacitadas para seguir trabajando. El incremento de la esperanza de vida no consiste en añadir años a la vida, sino vida a los años con un envejecimiento activo. La sociedad debe aprovechar los conocimientos y experiencias de las personas mayores. Tenemos que ser conscientes de que el perfil ha cambiado y va a seguir cambiando porque queremos que las personas vivan cada vez más años en mejores condiciones. Y tenemos que adaptar el conjunto de la sociedad a eso. La ley de la dependencia no se llama así, sino de la promoción de la autonomía personal y de la atención a las personas cuando tienes sus capacidades físicas o intelectuales limitadas. Tenemos que repensar en cómo adaptamos las ciudades, nuestros edificios, nuestro sistema sanitario y el educativo a las necesidades de personas cada vez más mayores, para que se puedan seguir formando, participar de la actividad cultural, etc, etc. Y eso no significa que tengamos que gastar más dinero, sino que lo gastemos de forma más eficiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios