Medio Ambiente

La Capitanía Marítima de Algeciras impone 130.000 euros en avales al 'AM Ghent' por el vertido a la Bahía

  • El mercante se enfrenta a una sanción por la contaminación del 12 de febrero que llegó cuatro días más tarde a la playa de El Rinconcillo

El 'AM Ghent' durante su fondeo en aguas de la Bahía de Algeciras. El 'AM Ghent' durante su fondeo en aguas de la Bahía de Algeciras.

El 'AM Ghent' durante su fondeo en aguas de la Bahía de Algeciras. / Erasmo Fenoy

La Capitanía Marítima de Algeciras tiene en marcha un expediente sancionador contra los responsables del buque AM Ghent por el vertido de combustible a las aguas de la Bahía de Algeciras sucedido el pasado 12 de febrero mientras repostaba frente a Gibraltar.

La entidad impuso al mercante de bandera liberiana dos avales por un total de 130.000 euros para cubrir los gastos por los recursos movilizados por el derrame y la posible sanción derivada del expediente abierto, según han explicado a Europa Sur fuentes de la entidad.

Antes de abandonar las aguas de la Bahía de Algeciras, el buque fue instado a ubicarse en el fondeadero Alfa tras recibir orden de prohibición de salida para permitir la actuación de las autoridades españolas tras el episodio de contaminación.

Los inspectores de la Capitanía Marítima examinaron el buque y de acuerdo con el acta de la revisión, la declaración del capitán y los gastos originados a la Autoridad Portuaría de la Bahía de Algeciras y a Salvamento Marítimo se determinó el establecimiento de sendos avales. Uno de 100.000 euros en la Caja General de Depósitos de Hacienda para cubrir los gastos de movilización de recursos y limpieza por parte de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) y de Salvamento Marítimo, así como otro de 30.000 euros para cubrir la sanción que pueda dictaminarse tras la resolución del expediente sancionador.

El nuevo capitán del buque se personó en la Capitanía Marítima para designar a un representante en España para el seguimiento del proceso, dado que el capitán anterior se encontraba arrestado en Gibraltar. Una vez se cumplieron con todos los requisitos exigidos por la Capitanía Marítima, el buque salió a la mar. 

Tras el vertido a las aguas de la Bahía de Algeciras, Salvamento Marítimo incurrió en gastos con el despliegue de barreras anticontaminación que evitaron la llegada del fuel a las playas de La Línea. No obstante, manchas de carburante así como restos de material absorbente fueron hallados a los cuatro días, el pasado 16 de febrero, en la playa de El Rinconcillo. Tanto el Ayuntamiento de Algeciras como la APBA pusieron en marcha un dispositivo de recogida. 

A este expediente por parte de las autoridades españolas se suman las acciones emprendidas por Gibraltar como consecuencia del derrame. Las autoridades de la colonia anunciaron el viernes la imposición, por parte de sus tribunales, de una multa de 20.000 libras (23.224,81 euros) al capitán del mercante.

La Autoridad Portuaria de Gibraltar se mostró satisfecha por el dictamen de las autoridades judiciales que se suma a un aval de 1,5 millones de libras depositado para hacer frente de todos los gastos de limpieza del derrame en los que pueda incurrir el Gobierno de Gibraltar. 

El vertido se produjo cuando el mercante repostaba combustible por un fallo en una válvula, según las explicaciones dadas por las autoridades gibraltareñas. Las autoridades de Gibraltar no dieron oficialmente aviso a las españolas del vertido de combustible hasta pasadas más de cuatro horas del incidente.

La alerta por el derrame se produjo a las 6:50 del día 12 de febrero, pero el capitán responsable del puerto gibraltareño no telefoneó a su homólogo en Algeciras hasta las 11:00, cuando ya había tenido lugar el incidente narrado y cuando se había perdido un tiempo clave para detener la mancha.

A esto hubo que sumar el comprobado hostigamiento que la Royal Navy sometió a los buque de Salvamento Marítimo que acudieron para tratar de desplegar barreras para la contención del hidrocarburo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios