Recetas para gente más bien torpecita

Ensaladilla de gambas un poquito pejiguera

  • Como hacer que te den más de 10 besitos por tu amayonesada

Ensaladilla de gambas Ensaladilla de gambas

Ensaladilla de gambas / Cosasdecome

La ensaladilla es fundamental para la biografía de una persona que quiera triunfar en el complicado mundo del cocinero que impresiona a sus amigos. Ponerla en una cena puede parecer una catetez si no se consigue la exquisitez amayonesada.

En el ensaladillismo, la ciencia que estudia la ensaladilla (más información aquí), una de las creaciones supremas es la ensaladilla de gambas. Vamos a hacerla para cuatro personas. Pon medio kilo de papas. De Sanlúcar o de Chipiona salen grandes papas para cocer así que aplicaté el cuento. Nada de papas moradas y cosas de esas, porque no queremos hacer pamplinismo, sino ensaladilla. A eso le agregamos como media zanahoria, un huevo duro y opcionalmente medio pimiento del piquillo en conserva. Aqui no tengo dudas y lo suyo es utilizar los pimiento que hace Conservas Cantizano de Paterna, una exquisitez...te lo digo yo que me como muchos pimientos. Harán falta medio kilo de gambas, de las buenas. No las vayas a poner de esas que venden peladas que encogen más que un yersi de punto. 

Vamos con el tema de la mayonesa. Lo suyo es hacerla tú en tu casa pero reconozco que soy un negao, se me ha cortao más veces, que la leche de Cayetana Alvarez de Toledo así que opto por la de bote (Cayetana no, la mayonesa). Esto no es ningún sacrilegio porque las hay muy buenas y le vamos a dar algunos toques. Mi mayonesa de referencia es Ybarra. Bastarán como unos cuatro pegotones. Hablo en pegotones porque la unidad de medición de la mayonesa, tecnicamente hablando, es el pegotón, que equivale a una cuchara de las del puchero hasta arriba. Harán falta también dos cucharadas de buen aceite de oliva virgen extra, vamos a utilizar esta vez del Olivar El Herrerillo de Medina Sidonia.

El resultado final de esta ensaladilla depende mucho del pejiguerismo. Lo primero será cocer las gambas. Aquí utilizaremos el famoso método "Bigote" que se aplica a los langostinos de Sanlúcar pero que también vale para las gambas. Pinchando aqui puedes ver el método de cocción.

Evidentemente si te apetece puedes hacer esta ensaladilla con langostinos pequeños de Sanlúcar...puedes terminar con gente llorando de emoción en la mesa.

Una vez cocidas las gambas conforme al método "Bigote" procedemos a pelar el marisco. Atención varias cosas. La primera guarda el agua de cocción del marisco, no la tires, porque la vamos a utilizar de nuevo...a ecologistas no nos gana ni Greta Thunberg.

Tienes que hacer dos cuencos de aprovechamiento. En uno ponemos los cuerpos de las gambas liberados de toda cáscara y patitas. En otro cuenco vamos poniendo las cabezas de las gambas cocidas.

En el agua donde se han cocido los langostinos, mejor que esté templadita para empezar la cocción, metemos la papas sin pelar y la media zanahoria. Lo ponemos a fuego medio fuerte como una media hora. A los veinticinco minutos comprobamos si las papas están tiernas con un tenedor. Si están las apartamos y las sacamos del agua y si no están pues las dejas un poquito más, no me seas torpecito.

Vamos ahora con el toque fundamental y pejiguera de esta ensaladilla. Cogeté una cucharilla de las de café moka, de esas que son como de tamaño miseria. Con ella vas cogiendo cada cabeza de gambas y le sacas el coral (lo del coral es lo de color naranja). Por eso te decía que compraras las gambas buenas, porque las malas lo único que tienen de Coral es la marca de limpiavajillas.

Vas poniendo el coral de la gambas en un cuenco. Hay que tener paciencia. Cuando esté le pones por lo alto los 3 grandes pegotones de mayonesa Ybarra y tres cucharadas del agua de cocción de los langostinos para que la mayonesa quede más ligerita. Lo mezclas todo con el arte que te caracteriza y al ritmo de La Culpa fue del Chachacha.

El siguiente paso es pelar las papas. Atención deben estar aún calientes, casi te tienes que quemar los dedos al pelarlas. Una vez quitada la piel las partes en trozos muy pequeños o las partes con el tenedor, lo que tu quieras. Aqui viene otro toque pejiguera. Le pones las tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra a las papas y le das un buen revolcón a la cosa. Añades también la media zanahoria partida en trozos muy pequeños...de gran pejiguerismo y los cuerpos de las gambas partidos en tres trozos cada cuerpo. Finalmente añades la mayonesa y lo mezclas todo muy bien.

Lo reservas todo en sitio fresco hasta el momento de servir. Si la vas a utilizar por la noche, por ejemplo, y la haces por la mañana, esperas una hora y ya la puedes meter en el frigorífico.

Atención detalle fundamental, la ensaladilla hay que sacarla del frigorífico una hora antes de comerla para no caer en una de las enfermedades más comunes que puede tener una ensaladilla según el Colegio Oficial de Tapatólogos: el heladismo, que es comérsela tan fría que sólo sabe a frigorífico Fagor.

En el último momento picamos el huevo duro y el pimiento del piquillo y se lo ponemos por lo alto a la ensaladilla. Lo mejor es comersela en el día. Para acompañar el "panidaje" perfecto pueden ser unas regañás de Pan y Picos Sidonia de Medina

Si la receta esta no te gusta...que puede pasar, aqui te pongo unas cuantas recetas de ensaladillas magistrales para copiarlas descaradamente. Pincha aquí para verlas.

Etiquetas

más noticias de BOCABIERTA Ir a la sección bocabierta »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios