Barómetro Joly

Se eleva a un 82% los andaluces con una visión pesimista de la economía

  • La percepción negativa bate el récord desde que comenzó la crisis y crece hasta un 91,4% entre los jóvenes de 18 a 24 años. Los votantes del PSOE abandonan el positivismo y son un 75% los que consideran mala la situación.

Ni la foto fija de la economía andaluza ni las perspectivas de futuro son alentadoras para la inmensa mayoría de los andaluces. Un 82,2% califica la situación económica de la comunidad autónoma de mala, por sólo un 7,2% que la considera buena.

Así lo revela el Barómetro Joly de otoño 2011, realizado por Commentia, que anota el mayor porcentaje de andaluces con una visión fatídica sobre la economía registrado en todas las encuestas realizadas desde octubre de 2008, cuando se tuvo una presencia cierta de la crisis económica.

Sólo en un momento anterior los andaluces consultados en esta serie de encuestas tuvieron una percepción pesimista tan cercana a estos registros: los recortes del Gobierno en mayo de 2010.

El Barómetro Joly realizado en el mes de junio de 2010 elevó hasta el 80,9% el conjunto de andaluces con una impresión tan negativa, un porcentaje que ahora supera ese techo.

Esta visión es aún más negativa si se atiende al porcentaje de población entre 18 y 24 años, habitualmente el colectivo más optimista. De los entrevistados en el Barómetro Joly, un 91,4% de estos jóvenes consideran mala la situación económica de la comunidad, seguidos del 87,5% de los consultados entre 25 a 34 años. La tendencia se va apaciguando conforme se avanza en edad, aunque nunca en parámetros inferiores a que tres de cada cuatro andaluces tienen esa percepción negativa.

Esta sensación entre los jóvenes, que en gran parte han protagonizado acciones de protesta como el movimiento 15-M, puede influir en el comportamiento electoral de este segmento de la población e incluso en el de los jóvenes que acudan por primera vez a las urnas, comentan los autores del estudio. El desglose de estos datos también ofrece conclusiones llamativas en cuanto al recuerdo de voto de las pasadas elecciones autonómicas de marzo de 2008.

A estas alturas, el 75% de los votantes del PSOE (entre quienes habitualmente se han registrado impresiones más positivas de los escenarios económicos y políticos) cree que la situación económica es mala. La percepción de éstos ha ido paulatinamente avanzando hacia el pesimismo. En el Barómetro Joly de junio de 2009, la opinión desfavorable sobre la situación económica de Andalucía entre los votantes socialistas ofrecía un balance (bueno-malo) de un -33,1% y ahora es de un -65,2. Es decir, en dos años, la visión negativa casi se ha duplicado entre los votantes socialistas.

Esta caída en la confianza se ha agravado además entre los votantes de otros partidos, caso de quienes recuerdan que votaron al PP. Nueve de cada diez (93%) creen que la situación económica actual de Andalucía es mala. También un 90 de quienes confiaron en IU.

Un año más, la situación económica se considera mayoritariamente peor que el año anterior. No cesa la sensación de empeoramiento. El 69,9% de los andaluces creen que ha ido a peor, el 26,5% igual y sólo el 2,2% mejor.

Y no mejoran las perspectivas para dentro de un año. Disminuye el porcentaje de quienes creen que la situación económica estará mejor y el de quienes piensan que estará igual. El 30,9% piensan que irá peor (similar porcentaje entre quienes votaron a PSOE o a PP), el 28,7% igual y el 26,3% confían en que vaya a mejor.

En definitiva, los andaluces piensan que en los últimos años la situación económica se ha deteriorado y la mejora no se va a producir en los próximos 12 meses. No se adivina la salida del túnel de la crisis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios