Real Balompédica Linense

Una inyección de puro balonismo

  • Los albinegros se echan a la calle y eclipsan a los elementos en una rebosante y renovada presentación oficial

  • La nueva camiseta, llevada a gala durante el multitudinario acto

Foto de familia de la Balona. Foto de familia de la Balona.

Foto de familia de la Balona. / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense logró eclipsar ayer al famoso y reciente oscurecimiento lunar más largo del siglo. Y vaya si lo hizo. Los blanquinegros dieron cita en la Plaza de la Iglesia a algo más del medio millar de fieles, con un ánimo irreprochable, en la presentación oficial de la primera plantilla del club.

Un acto de gran expectación que también deparó el descubrimiento de la nueva camiseta de la Balompédica para la nueva temporada, de la marca deportiva italiana Legea. Un evento sencillo, pero cuidado, con planificación. La Plaza de la Iglesia engalanada y un escenario que alegraron la vista con esos colores, una fusión entre el blanco y negro y el celeste linense.

A los mandos el periodista local Francis Heredia, un balono de pro, que cumplió con nota su actuación y conectó desde el primer momento con el público. Por el escenario pasaron el cantante linense Juan Kundomal con su ilustre ‘Abónate’ y hasta se animó con el ‘Por la Recia te conocen’; además del grupo musical La Tourné y, cómo no, el primer equipo de la Real Balompédica 2018-19.

Ya viene siendo tradición congregar a la afición balompédica después de feria en el centro de La Línea. Ayer se respiró una atmósfera de fútbol y balonismo que invitan a ilusionar hasta al más escéptico. La plaza no se llenó, pero el ánimo fue muy contagioso. En el seno del club se está gestando algo grande, como dijo su presidente Raffaele Pandalone: “No puedo prometer nada, salvo trabajo”. Y es que el italiano se siente un balono más desde su llegada al club. Él y su familia. Al igual que el míster Jordi Roger que está “como en casa”, cosa que todos los integrantes fóraneos de la entidad están agradeciendo a la gente de La Línea. Ninguno de los que correspondía quiso olvidarse del eterno presidente Alfredo Gallardo, que quiso estar presente como un aficionado más.

El grupo linense La Tourné hizo una breve apertura antes de clausurar por todo lo alto la presentación. Es de agradecer la puesta en escena de este año, con un lado fresco y renovado, sin olvidar la identidad linense, protagonista durante todo el acto. El departamento de marketing de la Recia comienza a dar sus primeros frutos.

Los jugadores llegaron a la plaza en su momento justo, cuando Kundomal bajaba del tablado. Pero no lo hicieron de cualquier forma. Partieron desde el Municipal, donde habían terminado la sesión de entrenamiento. Montados en el trenecito, que luce las consignas de la Balona, y banderitas en mano y uniformados, fueron abriéndose paso entre los aficionados para comenzar a subir uno a uno al escenario con la banda sonora de fondo, que el cineasta linense Miguel Becerra compuso el último año para la Balompédica.

Una presentación que no perdió el tono, que satisfizo las expectaciones de los aficionados presentes. La profesionalización que Pandalone quería, se plasmó, y una ilusión trasmitida ayer que renovó los sueños de la afición con una inyección el balonismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios