Balona

Siempre hay una primera vez

  • La Balompédica estrena un complicado final de 2017 con la visita a un escenario donde no conoce el triunfo para medirse a un líder que no le ha derrotado en los cinco últimos duelos

Stoichkov bromea con el segundo entrenador, Juan Mari Sánchez, durante un entrenamiento. Stoichkov bromea con el segundo entrenador, Juan Mari Sánchez, durante un entrenamiento.

Stoichkov bromea con el segundo entrenador, Juan Mari Sánchez, durante un entrenamiento. / erasmo fenoy

La Real Balompédica visita hoy al líder del grupo IV de Segunda B, en un estadio, Cartagonova, en el que no ha logrado ganar en sus seis visitas, aunque también es cierto que el equipo departamental no ha sido capaz de doblegar a los de La Línea en sus últimos cinco duelos. Los linenses presentan novedades en la expedición -compuesta por los 18 jugadores disponibles- y en el once inicial, al que se asoman Gonzalo Almenara, Olmo, Sana y no es descartable que Juampe. El duelo de hoy, el primero con el que la Balona pone fin a 2017 ante rivales de máxima exigencia, es de esos que pueden enganchar a los de La Línea a la zona alta y al máximo crédito o, por el contrario, alejarle de los puestos de privilegio.

La Balona ha vivido una semana tensa. Las muestras de desacuerdo de la afición en el partido del pasado domingo ante el Jumilla han dado pie incluso a que el presidente Alfredo Gallardo -muy crítico con ese sector de la hinchada- acudiese el miércoles a la caseta para respaldar a futbolistas y entrenadores.

La realidad es que la Balompédica, después de los tres partidos ya disputados, arranca la jornada dominical en el séptimo puesto, a sólo tres puntos de la cuarta plaza y que la estabilidad que se respira en el entorno puede sonar, sobre todo desde fuera, a demasiado exagerada. Pero el público se aferra al tópico de que el cliente siempre tiene razón y ante eso no cabe discurso posible.

El entrenador de la Balona, Julio Cobos, se quedó ayer con poco margen de maniobra a la hora de confeccionar la lista de viajeros, que no fue hecha pública por el club.

El míster estaba obligado a prescindir de Sergio Molina y Joe, ambos lesionados, y de Sergio Rodríguez, que ante el Jumilla vio la quinta cartulina amarilla de su ciclo. A pesar de que durante la semana hubo muchas dudas, al final los otros 18 integrantes del plantel estaban en disposición de subirse al autobús. Y es que vuelven Olmo y Sana una vez cumplidas sus respectivas sanciones, así como Wilson Cuero, que ha superado las dolencias que le impidieron inscribirse en el acta en la jornada precedente. Mario Gómez, que el miércoles no pudo ejercitarse, también está entre los viajeros.

La relación completa de desplazados la integran: Javi Montoya y Godino (porteros); Gonzalo Almenara, Olmo, Dennis Nieblas, Mario Gómez, Juanmi Carrión, Luis Madrigal (defensas); Juampe, Zamorano, Gato, Mario Abenza, Ismael Chico, Sana, José Ramón, Dani Espinar (centrocampistas), Stoichkov y Wilson Cuero (delanteros).

Como sucede desde que el técnico extremeño llegó al cargo, la alineación de la Balona es más fruto de la imaginación que de los indicios que se puedan desprender de los entrenamientos. En este caso la lógica indica que Gonzalo Almenara ocupará el lateral diestro en lugar de Sergio Rodríguez y que Sana volverá al pivote en detrimento de Mario Abenza. Todo apunta a que Olmo también encontrará acomodo en el eje de la zaga y que el sacrificado será Mario Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios