Real Balompédica Linense El Marino-Balona, a puerta cerrada por decisión del Cabildo

  • El conjunto local, indignado por lo que entiende una discriminación

Vista aérea del estadio Antonio Domínguez Alfonso, en Arona (Tenerife) Vista aérea del estadio Antonio Domínguez Alfonso, en Arona (Tenerife)

Vista aérea del estadio Antonio Domínguez Alfonso, en Arona (Tenerife)

El encuentro de la primera jornada de Liga en el grupo IV-A de la Segunda división B que este domingo (13:00, hora peninsular) disputarán en Arona (Tenerife) el CD Marino y la Real Balompédica Linense se escenificará, salvo contra orden de última hora, a puerta cerrada. La decisión, que ha indignado al conjunto de Los Cristianos, la ha tomado el Cabildo Insular de Tenerife.

La Real Balompédica jugará este domingo, salvo sorpresa mayúscula, su primer encuentro oficial a puerta cerrada como consecuencia de la crisis sanitaria del Covid-19. En contraposición a lo que sucede en la comunidad andaluza, las autoridades impiden que acceda público al estadio Antonio Domínguez Alfonso de Arona, dotado con césped natural y con capacidad para albergar 4.000 espectadores.

El técnico del Marino, Kiko de Diego, ejerció de portavoz de los locales para expresar su indignación: “Lo que me echa para atrás es por qué en unos sitios sí y en otros no”, dijo. “Por qué el Tamaraceite [que pertenece a la isla de Gran Canaria] puede meter espectadores, por qué el Mensajero [de la Isla de La Palma] puede meter espectadores y nosotros no”.

“El que quiera pueda evaluar las instalaciones que tenemos nosotros y creo que si hay un campo en Canarias, a excepción del Heliodoro [Rodríguez López de Santa Cruz de Tenerife] y el Insular de Las Palmas, donde pueden sentarse la gente con distancia de seguridad es éste”, recalcó.

Aquí 500, 600 e incluso 800 personas ni se notan, pero bueno son reglas que vienen de los estamentos y que hay que respetar aunque no la entendamos”, agregó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios