Real Balompédica Linense Luis Alcalde presiente “algo grande” en la Balona

  • El almeriense, una de las apuestas de los albinegros, espera “sorprender” a la afición

  • “Sé que La Línea es una plaza exigente, eso me ilusiona”, afirma el mediapunta

Luis Alcalde, con el Antequera. Luis Alcalde, con el Antequera.

Luis Alcalde, con el Antequera. / Ser

Luis Alcalde viene a la Balona “a sorprender”. El almeriense de Aguadulce (junto a Roquetas de Mar), uno de los fichajes de los albinegros, apura sus vacaciones, pero desprende “ilusión y ganas” ante el proyecto que está montando la Real Balompédica Linense para competir en el grupo IV de la Segunda B. “Se respira un aire de querer hacer cosas grandes”, confiesa el mediapunta.

Luis, que no quieren que le llamen Luisito -lo aclara a la pregunta de este periódico-, se prepara para “dar el salto” de categoría. Y qué mejor que la Balona, un club asentado en la división de bronce y que últimamente no para de catapultar a futbolistas. Ahí están el sanroqueño Stoichkov, el barreño Pirulo o el congoleño Kibamba. El almeriense, sin embargo, no quiere perder la perspectiva: “Yo lo que quiero es hacerlo bien, ir pasito a pasito, sin mirar más allá de la temporada que se me presenta con la Balona”, afirma.

A sus 24 años, el albinegro deja atrás una larga etapa en el Antequera. “Después de cuatro temporadas y media allí ahora llega un cambio. Dejo a muchos amigos, gente del club, conocidos... pero me apetecía dar un paso al frente en mi carrera y probar nuevos desafíos”, desvela Luis.

“Espero sorprender a la afición de La Línea”, dice al ser cuestionado por sus características. Desde luego los informes hablan maravillas de un jugador con desequilibrio y descaro. Luis Alcalde, no obstante, es consciente de que debe subir el listón: “Sé adonde voy, sé que La Línea es una plaza exigente y que se están haciendo las cosas bien para tratar de vivir una temporada bonita”, subraya.

Sabe que tendrá que lidiar con ese cartel de debutante, al menos al principio: “Es mi primer año en Segunda B, así que voy al máximo de ilusión y ganas”, avisa. El atacante hizo lo imposible de subir con el Antequera en los tres últimos años. “He jugado tres playoffs de ascenso seguidos y se hace complicado no conseguirlo. Se aprende y se madura, pero es difícil. Es verdad que una fase de ascenso marcan mucho los detalles y esa pizquita de suerte”, reflexiona.

Luis Alcalde ya cuenta con un aliado en la caseta del Municipal: “He hablado con Pito (Camacho), con el que compartiré al principio más tiempo por la cercanía, y sé que va Tomás, que estaba en El Ejido, pero seguro que nos conocemos todos pronto y hacemos una buena piña”, declara, impregnado por el ambiente a proyecto nuevo y aspirativo: “Se respira un aire de ilusión y de hacer cosas grandes, es una de las cosas que más me han decantado”.

El almeriense aprovecha los últimos días de vacaciones “para desconectar un poco y recargar pilas con la familia y los amigos”, de los que espera recibir alguna visita cuando empiece la Liga. “Soy de Aguadulce así que tampoco voy a estar muy lejos de casa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios