Real Balompédica Linense Dorrio: "Sé que la afición de la Balona es exigente; va a ser un año muy bonito"

  • El vasco, encantado por tener a un entrenador "intenso", entiende que la nueva categoría debe ser "una motivación más"

  • "Soy un futbolista que lo intenta, me gusta jugar con descaro", asegura

Dorrio, con la elástica del Talavera.

Dorrio, con la elástica del Talavera. / Talavera

Josué Dorrio sabe adonde viene y está encantado con el desafío que la Real Balompédica Linense está preparando para la temporada 21-22 en su desembarco en la Primera RFEF. El extremo de Bilbao, el último fichaje anunciado por los albinegros, se motiva al pensar que va a tener a un entrenador "tan intenso" como Romerito y que va a estar respaldado por una afición "tan exigente" como la de La Línea.

Dorrio apura sus últimos días de vacaciones en una paradisiaca isla cercana a la península, aunque está deseoso por ponerse el mono de trabajo con el inicio de la pretemporada el próximo lunes 12 de julio. La vuelta al césped ya está aquí. 

"He hablado un par de veces con el entrenador [Romerito] y te transmite eso, que es un técnico muy intenso. Yo entiendo que es muy positivo para los futbolistas, el tener a una persona que quiere sacar el máximo rendimiento de sus jugadores", explica Dorrio al ser preguntado por sus primeras impresiones sobre el nuevo jefe del banquillo balono.

El de Bilbao, que el pasado curso logró el ascenso a la Primera RFEF con el Talavera, se presenta para quienes no lo hayan visto en acción: "Soy un futbolista que lo intenta. A veces tienes días que te sale y otros que no, pero lo importante es intentarlo siempre", afirma. "Me gusta jugar con descaro, con desborde y estar pegadito al área", confiesa.

El vasco, con una dilatada trayectoria a sus 27 años, ha tenido experiencias lejos de casa, además de en Talavera, en Murcia y Lorca. Ahora mira con ilusión a su primera expedición al sur del sur: "Lo más lejos que había bajado era a Lorca, así que ahora va a tocar una buena paliza en coche", bromea. Dorrio ha hecho su particular scouting linense gracias a un excompañero con pasado balono. "Hablé con Peque, con el que coincidí en Murcia, y conozco a futbolistas que han estado por allí y hablan muy bien de la Balona y La Línea", sostiene. "Aunque llegar a un sitio nuevo y poder descubrirlo también es bonito".

El atacante conoce el Municipal como rival y sabe cómo las gasta su nueva parroquia: "La afición sé que aprieta y exige, lo viví en primera persona cuando jugué allí con el Murcia. Además provoqué un penalti, un poco dudoso, y me dieron la grande... (se ríe), pero después fallamos el penalti", relata Dorrio, en referencia a aquel empate entre la Balona de Jordi Roger y el Real Murcia en la undécima jornada de la 19/20. Chumbi falló aquella pena máxima.

La Primera RFEF abre un nuevo horizonte para todos. "Yo creo que la categoría al principio nos va a impactar un poco a todos porque todo es novedoso", opina. "Para los jugadores, para los aficionados, para todos va a ser una temporada muy bonita y competida, y con esos rivales, seguro que reñida", reflexiona.

Dorrio entiende que el salto de calidad "tiene que servir para motivarnos más aún, es una categoría que se ha concebido para estar un poco más cerca del fútbol profesional".

El nuevo balono, al que catalogan como un jugador con bastante llegada, no se quiere obsesionar con el gol: "El tema de marcar un número de goles no es algo en lo que me suela fijar, prefiero pensar en el equipo, en cómo ayudar para lograr la victoria, en generar ocasiones y si caen los goles, pues mejor", dice con mesura. Razón no le falta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios