Fútbol | Primera RFEF

El Castellón se siente perjudicado por el reparto de los derechos televisivos de la Primera RFEF

  • Los de La Plana lamentan que no se valore más la repercusión de las audiencias

  • Bruixola, director general: "Los gastos serán mayores que en Segunda B"

Jordi Bruixola, director general del CD Castellón

Jordi Bruixola, director general del CD Castellón / El Periódico del Mediterráneo

El Club Deportivo Castellón (rival de Algeciras Club de Fútbol y Real Balompédica Linense en el grupo II de la Primera RFEF) considera que “no es del todo justo” el sistema de distribución entre los clubes de los derechos televisivos, que fue aprobado por la mayoría en la asamblea que clubes y Federación compartieron el pasado martes en Madrid. Los de La Plana lamentan que la fórmula elegida no tiene en cuenta la repercusión mediática de cada club, ya que solo un 20% de los 365.000 euros que le corresponden de media a cada uno de los participantes va directamente ligado a lo que generan en concepto de audiencia.

El acuerdo, como explicó Europa Sur, supone que la Federación recibirá 9.490.000 euros anuales de Fuchs Sports International (entidad socia de Footters) y que los distribuirá de acuerdo a estas variables: solidaridad (40%), puntos obtenidos durante la temporada regular en su grupo (30%), audiencias de televisión (20%) e incentivos por la utilización la cantera (10%).

El director general de la entidad, Jordi Bruixola, en declaraciones a El Periódico del Mediterráneo, explica: “El Castellón es uno de los clubs con más tirón mediático y preferíamos otro sistema de reparto que ponderara más lo que cada uno genera en televisión”, aunque también reconoce que la venta de los derechos “ha sido muy difícil” en un año marcado por la pandemia poner en marcha la la Primera RFEF y expresa su convencimiento de que en las próximas temporadas “se mejorará en todos los aspectos”.

En cuanto a esta nueva competición, el director general del club explica que “no será como la antigua Segunda B” y que los gastos serán “muchos mayores”.

“Los desplazamientos serán mucho más lejanos y el coste de la plantilla también es mayor, porque necesitas jugadores de más nivel”, comenta.

Bruixola descarta que el club vaya a gastar todos los ingresos generados por las ventas de Álvaro Fidalgo al América (un millón de euros), Rubén Díez al Tenerife (250.000 euros) y la ayuda al descenso por bajar de LaLiga SmartBank (en torno a 1,5 millones de euros).

“Estamos en un momento muy negativo en la economía del fútbol. Los clubes han perdido mucho dinero por la pandemia y apenas realizan grandes traspasos, por eso hay que valorar las operaciones que hemos hecho. El Castellón también ha sufrido los efectos del Covid y se han reducido mucho los ingresos, sobre todo, por el cierre de Castalia durante casi una temporada y media”, finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios