Real Balompédica Linense Balona: el vaso está mucho más lleno que vacío

  • El equipo albinegro es, junto al Córdoba, el mejor segundo de la categoría

  • Los linenses están invictos y solo han encajado un tanto

  • La asignatura pendiente: vencer y agradar en casa

Formación inicial de la Balona en su duelo con el Sanluqueño del pasado domingo Formación inicial de la Balona en su duelo con el Sanluqueño del pasado domingo

Formación inicial de la Balona en su duelo con el Sanluqueño del pasado domingo / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense está invicta después de cuatro jornadas, es merced a sus ocho puntos –junto al Córdoba- el mejor segundo clasificado de los diez subgrupos de la Segunda división B, solo ha encajado un gol… y sin embargo su afición abandonó cariacontecida el Municipal de La Línea el pasado domingo después de que firmase tablas (0-0) con el Atlético Sanluqueño del exbalono Antonio Ruiz Romerito. ¿Qué pesa más? Parece evidente que los números demuestran que el vaso está bastante más lleno que vacío por mucho que las sensaciones después de esta cuarta jornada en la que la escuadra albinegra cedió el coliderato sean de cierto desencanto.

En pretemporada valieron más las sensaciones que los registros. Curiosamente ahora, en competición, sucede todo lo contrario. La afición de la Balona está inquieta, porque su equipo no resuelve en casa. Dos partidos y dos empates, además sin goles.

Y sobre todo la sensación de que, en contra de lo que opina su técnico, Antonio Calderón, el domingo no lo puso todo para ganar. Puede que el entrenador sí que utilizase todos sus recursos ofensivos, pero el duelo con el Atleti dejó la sensación de que algunos jugadores  -Luis Alcalde y Javi Forján quedaron especialmente señalados- no lo pusieron todo de su parte.

Sin embargo la realidad pura y dura, la de los números, es que la Balona no ha salido de los puestos que al final de la primera fase darán derecho a pelear por el ascenso a Segunda y que garantizan una plaza en la Liga Pro (Primera RFEF) desde que arrancó la competición y que es con ocho puntos el mejor segundo clasificado en los diez subgrupos de la categoría de bronce junto al Córdoba. Bien es verdad que en casi todos esos grupos hay equipos con partidos aplazados.

No es lo único, su portero Nacho Miras –un hallazgo para muchos aficionados que no habían tenido oportunidad de verle en acción- solo ha encajado un tanto y que sale a paradón por partido... como poco.

En esta situación lo que la estadística y los aficionados echan en falta son goles. Y claro, las miradas se dirigen a Pito Camacho (dos goles), Javi Forján y Tato Díaz (aún inéditos en ese apartado).  Pero ¿realmente la responsabilidad es suya o es que tampoco llegan demasiados balones arriba? El fútbol y el debate. Dos partes de un mismo todo.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios