Real Balompédica Linense Balona: el algodón no engaña

  • Los albinegros afrontan la novena jornada con números más brillantes que el curso pasado

  • Los de Roger están mejor clasificados, tienen más puntos y encajan menos goles

  • Dos rondas coperas superadas, un 'bonus' para la actual plantilla, diezmada por las lesiones

Formación inicial de la Balona, el pasado domingo en el Nuevo Colombino de Huelva Formación inicial de la Balona, el pasado domingo en el Nuevo Colombino de Huelva

Formación inicial de la Balona, el pasado domingo en el Nuevo Colombino de Huelva / Alberto Domínguez

En el caso de que se sienta seguidor de la Real Balompédica Linense o sencillamente un aficionado a seguir la actualidad de los equipos de la comarca, Europa Sur le invita a participar en un experimento muy inocente: cierre los ojos y trate de evocar los recuerdos que le provoca la primera vuelta albinegra de la temporada precedente. Seguro que muy buenos. Eran aquellos momentos en los que el conjunto de La Línea se paseaba por la zona VIP de la clasificación del grupo IV de Segunda B y era noticia de calado internacional por el escaso número de goles que encajaba. Hasta cuatro mil espectadores se dieron cita en el Municipal para presenciar el triunfo sobre el Recre. Eran momento de euforia.

Pues bien, ahora vuelva a la realidad. Como sucede tantas veces cuando se viaja hacia atrás en el tiempo los acontecimientos quedan un tanto distorsionados y tienden a dulcificarse. Los fríos números dicen que después de la octava jornada del curso pasado el conjunto de Jordi Roger estaba peor clasificado que el actual, había ganado menos partidos, encajado más tantos y acumulaba menos puntos.

Vaya, que esta Balona, que además viene de superar dos rondas de la Copa Federación es, sencillamente, mejor que la temporada precedenteY eso que las bajas se están cebando con el vestuario.

El estado de desencanto militante que emana de un sector [que puede que haga más ruido que el resto, pero no deja de ser un sector] de la afición de la Balona, un tanto mitigado por el empate cosechado el domingo por la Balona en el Nuevo Colombino de Huelva y por la victoria copera en San Fernando no encuentra respaldo en las estadísticas.

Un dato que no hay que perder de vista es que la hemeroteca demuestra que los equipos que entrena Jordi Roger suelen ir de menos a más, con independencia de que la campaña 2018-19, contra todo pronóstico, se cascase en la segunda vuelta.

La Balompédica acabó 2018 con aquel empate a dos en Don Benito que le permitió celebrar la Navidad en la cuarta plaza, después de enlazar trece jornadas sin perder. Un puesto de privilegio del que se vio descolgada en la última jornada de la primera vuelta, la del estreno en 2019, al verse doblegado por el Cartagena.

Sin embargo, tras la octava jornada, es decir a la misma altura de la competición que esta semana, todo eran dudas. Los albinegros habían empatado (1-1) con el Villanovense –que acabó descendiendo- en el regreso de Julio Cobos al Municipal y eran duodécimos a cuatro puntos de la cuarta plaza.

Aquel equipo apenas había sido capaz de ganar en la primera jornada a domicilio al UCAM Murcia (0-1) y en la cuarta a un paupérrimo Atlético Malagueño (2-0) que también daría con sus huesos en Tercera. En casa firmaba tres empates y otros dos más a domicilio y había caído en el Álvarez Claro de Melilla, donde encajó tres goles. Once puntos.

En la presente campaña la Balona viene de empatar ante un coloso del grupo como el Recreativo de Huelva, tiene en sus alforjas tres victorias (una más que la campaña pasada) en Villarrobledo, sobre el UCAM y sobre el Don Benito, tres empates y eso sí, dos derrotas (una más que hace un año) ante Sanluqueño y Cartagena, de manera consecutiva.

Los linenses han marcado exactamente el mismo número de goles que en la primera campaña con el entrenador catalán en el banquillo (siete) y han encajado uno menos que el curso anterior (cinco), además de que ningún equipo ha logrado profanar el santuario que defiende Javi Montoya en más de una ocasión.

Después de pasar por el Tourmalet que supusieron los duelos con Cartagena, Marbella y Recreativo de Huelva (dos puntos de nueve) la Balompédica afronta ahora un calendario presumiblemente más asequible porque le esperan antes de que finalice octubre Recreativo de Granada (18º) y Villarrubia (16º). En espera de ver el nivel que exhiben los de La Línea en esos duelos, como dijo aquel: tranquilidad en el frente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios