Real Balompédica Linense

Una deuda de 54.000€ pone en riesgo al Villarrobledo jugar en Segunda B

  • El club debe pagar la cifra a varios futbolistas que denuncian a través de la AFE

  • La plantilla no podrá ser inscrita si no se abona la cantidad antes de la primera jornada

La directiva del Villarrobledo, en una reunión con el alcalde de la ciudad. La directiva del Villarrobledo, en una reunión con el alcalde de la ciudad.

La directiva del Villarrobledo, en una reunión con el alcalde de la ciudad. / Villarrobledo.com

El Club Polideportivo Villarrobledo, primer rival de la Real Balompédica Linense en el grupo IV de Segunda B para la temporada 2019/20, podría quedarse fuera de la competición por una deuda con sus futbolistas que asciende a 54.000 euros. La situación llega de varias denuncias de jugadores a través de la AFE, a raíz de unos impagos que arrastra la entidad de la anterior directiva desde el pasado mes de febrero. La actual está en manos de "un avalista" que aporte esa cifra y solvente la deuda total del club de "254.000 euros".

Según un comunicado emitido por el club manchego que reprodujo Villarrobledo Diario, la situación está en vías de solución mediante una "subvención de la Federación de 66.000 euros", retenida por "no estar al corriente de pago con la Seguridad Social". "Esta deuda tendría que estar solventada antes de la primera jornada de liga para poder inscribir a los jugadores y con ello poder iniciar la competición", comunicó el Villarrobledo.

"Desde que entramos en el club hemos intentado cumplir con las obligaciones diarias, incluido por supuesto los contratos de jugadores", informó en referencia al cambio de directiva que se produjo en la entidad el pasado febrero. "Esto ha sido posible por medio de varios ingresos, entre ellos la taquilla, sorteos, donaciones, patrocinios e incluso ahorros de la actual directiva. Esto demuestra implicación y compromiso total sobre este proyecto y evidentemente las deudas que dejó el anterior presidente han sido imposibles de solventar. De ahí las deudas con la AFE", aclaró la nota.

"Esta deuda tiene una solución, que ya nos ha comunicado la misma administración y que tenemos en nuestro poder. Esta incluye la firma de un avalista, mediante cualquier entidad bancaria o empresa, de unas cuotas inaplazables de 16.000 euros y un calendario de pagos a 4 años vista", añadió.

El equipo que dirige el exbalono Jesús Castellanos, que militó en Segunda B con los albinegros en al temporada 2000/01, ha renovado a buena parte de jugadores del bloque que logró el ascenso para el nuevo curso en Segunda B, pero podría quedarse en un sueño si la situación no se soluciona. A la plaza ya le tienen echado el ojo algunos clubes que no lograron el ascenso el pasado curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios