Real Balompédica - UE Cornellà

La Balona derrota al Cornellá (1-0) y está quinta

  • Los albinegros desperdician un excelente primer tiempo, pero precisan de un paradón de Nacho Miras

  • Gerard Oliva marra un penalti y Fran Morante anota el tanto del triunfo

Los jugadores de la Balona celebran el tanto del encuentro.

Los jugadores de la Balona celebran el tanto del encuentro. / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense se ha impuesto este domingo a la UD Cornellà por 1-0 y a la espera de que se dispute el encuentro entre Sevilla Atlético y Albacete (17:00), ocupa tras la octava jornada la quinta plaza del grupo II de la Primera RFEF. Los albinegros desperdiciaron la oportunidad de sentenciar en un estupendo primer tiempo y acabaron precisando de un paradón de Nacho Miras en el 76’ para hacerse con los tres puntos.

El partido debió quedar sentenciado en una primera mitad que la Balona dominó de principio a fin y en la que el conjunto del Bajo Llobregat ni tan siquiera lanzó a puerta.

Los de casa, que esta vez sí que salieron enchufados, generaron media docena de ocasiones claras de marcar. Las más evidentes, un gol a Leandro Martínez por un fuera de juego de esos milimétricos (19’) y un penalti malogrado por Gerard Oliva (25’).

En el 29’ llegó el 1-0, en una falta botada por Antoñito que le sirvió a Fran Morante para hacer el tanto del triunfo. El zaguero se está especializando en acciones de este tipo.

Oliva dispuso de una más para desquitarse. Fue en el 32’, en una asistencia de Antoñito en la que en vez de lanzar, quiso regatear al cancerbero visitante y entre éste y un zaguero lograron evitar que rematase.

La ventaja mínima al intermedio era, a todas luces, insuficiente para los méritos contraídos por los de casa y la falta de presencia ofensiva de los barceloneses, que quedaba reducida a alguna intentota aislada de Víctor Fernández.

El segundo periodo parecía pertenecer a otro partido. Mucho más enredada y con la Balona, que temía por su exigua renta, mucho menos fresca. Quitanto un centro de Leandro Martínez que se envenenó (68’) los de casa no dispusieron de más ocasiones, mientras que el visitante Chiki tuvo la igualada en sus botas (76’) en un despiste defensivo que le permitió encarar desde un costado a Nacho Miras, que respondió con los pies.

Después de eso, en el arreón final, hasta por dos veces acarició la igualada el conjunto visitante, ambas abortadas en magníficas intervenciones por Nacho Miras, pero las dos, invalidadas por fuera de juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios