Real Balompédica - Cádiz B La Balona logra un sacrificado empate con el Cádiz B (0-0)

  • Los albinegros suman a pesar de que Carrasco es expulsado en el 34'

  • Desafortunadísima actuación del árbitro, que indulta al visitante Seth (62')

  • Los de casa se crecen ante la adversidad y buscan el triunfo hasta el final

Tito Malagón, en una acción ofensiva durante el Balona-Cádiz B

Tito Malagón, en una acción ofensiva durante el Balona-Cádiz B / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense ha cosechado este domingo un sufrido punto al empatar sin goles con el Cádiz B en el Municipal en un encuentro en el que los albinegros jugaron con un hombre menos desde el minuto 34’ por la expulsión de Carrasco, que por añadidura se perderá el Clásico del próximo domingo (17:00) en el Nuevo Mirador de Algeciras.

El derbi provincial ha estado totalmente condicionado por la actuación desafortunadísima del colegiado pacense Sergio del Río Lozano, que no ha medido a los dos equipos con el mismo rasero. No solo permitió las numerosas artimañas del filial amarillo para perder tiempo, sino que no utilizó la misma vara de medir a la hora de mostrar las tarjetas. La expulsión de Carrasco fue posiblemente merecida, pero tanto o más lo era una durísima entrada por detrás del visitante Seth a Manu Molina en el 62’ en la que se contentó con mostrar una amarilla.

El filial cadista había sido mejor mientras el partido estuvo once contra once, pero paradójicamente a raíz de quedarse con un hombre menos la Balona consiguió cortar las vías de acceso a su marco y apenas pasó por situaciones de apuro hasta el punto de que en los últimos minutos era el Cádiz B, con uno menos, el que daba el empate por bueno.

En la última jugada del partido un lanzamiento de Dopi, que aguantó los noventa minutos a pesar de jugar lesionado, desde la frontal del área fue cantado por muchos aficionados como gol, pero el balón se marchó fuera.

La afición ha despedido a sus jugadores con muchos aplausos, en reconocimiento del sobreesfuerzo realizado, especialmente teniendo en cuenta que solo contaba con 12 futbolistas de campo de la primera plantilla y que, por lo tanto, las opciones de refrescar desde el banquillo eran muy limitadas.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios