Andalucía

Las normas para ir a las playas de Andalucía este verano: cuatro horas máximo y a dos metros de distancia

  • La Junta sugiere a los ayuntamientos que se marquen espacios en los arenales para garantizar que se cumple la distancia social

Un hombre pasea por el paseo de la playa de Benalmádena. Un hombre pasea por el paseo de la playa de Benalmádena.

Un hombre pasea por el paseo de la playa de Benalmádena. / Daniel Pérez/EFE

Estancias de cuatro horas en las playas, como máximo con los arenales marcados para hacer posible la distancia social. Esa es la recomendacion que ha hecho la Junta a los ayuntamientos costeros de Andalucía, que son en última instancia quienes controlarán el acceso a la playa en este verano marcado por la pandemia de coronavirus. 

Todavía faltan, al menos, seis días para que las playas de la comunidad puedan abrir al baño, ya que el Gobierno central ha adelantado a la fase 2 de la desescalada el levantamiento de esta restricción. Hasta entonces tienen los 61 municipios costeros de la región para prepararse, aunque los malagueños y granadinos tendrán que esperar, como mínimo, una semana más para pasar a la fase 2.

Los ayuntamientos de Huelva, Cádiz y Almería tienen desde este lunes a su disposición una serie de recomendaciones, algunas de las cuales ya se habían avanzado, como la voluntad de la Junta de esablecer una "distribución espacial" que garantiza la distancia de al menos dos metros entre los grupos de personas que accedan a las playas.  "Los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad", apunta la recomendación.

La Administración regional establece también que los consistorios deben delimitar un horario de apertura y cierre de las playas para que se puedan realizar "labores de limpieza y desinfección" antes de la reapertura diaria. Es cierto que el CSIC ya advirtió que el riesgo de contagio en el agua del mar es muy bajo, pero no está tan claro que sea igual en la arena .

La Junta explica que cuando la playa tenga aforo completo y haya ciudadanos esperando para acceder, "se aconseja facilitar la espera en espacio de sombra que, a su vez, permita mantener la distancia de seguridad". Estas zonas deben estar cerca de los accesos de entrada y salida de la playa, que los ayuntamientos también tendrán que delimitar. Si no es posible mantener la distancia, deberá ser sólo de entrada o solo de salida .

El Gobierno andaluz sugiere que se prohíban el uso de útiles flotantes, como colchonetas, y en las hamacas que se suelen alquilar en algunas playas se eliminará cualquier esponja. La Junta establece que estos objetos deben limpiarse adecuadamente entre cada uso y se recomienda a los usuarios que lleven su propia toalla. 

La Junta rechaza el uso de las duchas y tampoco se recomienda la ínstalación o apertura de vestuarios. En el caso de los aseos, se usarán "en caso estríctamente necesario" y deberán limparse con frecuencia, estar ventilados y contar con los suficientes materiales de protección, como geles hidroalcohólicos. El Ejecutivo regional también reclama a los ayuntamientos un refuerzo en la recogida de residuos

Entre sus recomendaciones, la Junta incluye un llamamiento a la "responsabilidad ciudadana" y solicita a la población que "planifique" sus visitas a las playas este verano. También sugiere a los ciudadanos que acudan a las playas duchados y se duchen después de irse. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios