Almería

La negativa del padre de Gabriel a irse con Ana Julia a su país, posible móvil del crimen

Ana Julia abraza al padre de Gabriel. Ana Julia abraza al padre de Gabriel.

Ana Julia abraza al padre de Gabriel. / EFE

Comentarios 1

Ana Julia Quezada, detenida por la muerte del niño Gabriel Cruz, pudo actuar movida por los celos al rechazar el padre del pequeño irse con ella a su país, República Dominicana, donde quería instalarse.

Es una de las hipótesis con las que se trabaja en la investigación del móvil que empujó presuntamente a Quezada a estrangular, como así apunta la autopsia, a Gabriel el mismo día de su desaparición, el 27 de febrero, en Las Hortichuelas, en Níjar (Almería), según señalan a Efe fuentes cercanas al caso.

Toda vez que la detenida se ha cerrado hasta el momento en banda y no ha colaborado con los investigadores, los agentes que llevan el caso están barajando diversas hipótesis sobre el móvil del crimen, entre ellas que el niño suponía un estorbo en la relación de Quezada con Ángel, el padre del pequeño, quien podría haber rechazado la propuesta de irse a República Dominicana para seguir cerca de su hijo.

Mientras se intenta aclarar las razones que movieron a Quezada, la Guardia Civil trata de localizar el lugar donde la detenida ocultó el cadáver antes de envolverlo en una manta e introducirlo en el maletero de su vehículo, lo que sí pudieron observar los agentes que poco después la detuvieron.

Aún no ha trascendido en qué momento Quezada, que según la principal hipótesis actuó sola, obligó o engañó al niño para irse con ella, dónde lo estranguló y si cambió de ubicación el cuerpo durante los trece días que lo mantuvo oculto.

Desde el primer momento las sospechas se centraron en el entorno del niño y fueron acotándose en Ana Julia. El hallazgo por ella misma de una camiseta de Gabriel -prácticamente seca cuando había llovido sin parar durante días- terminó de apuntalar las pesquisas hacia ella.

Hasta el punto de que al menos en dos ocasiones los agentes le requirieron el teléfono móvil y ella argumentó que lo había perdido.

Su actitud durante esos días también ayudó a confirmar la implicación de Quezada, de la que ya los padres de Gabriel habían sido informados mientras mantenían la esperanza de que, como dijo Patricia Ramírez, la madre del pequeño, "se ablandara y se viniera abajo".

El secuestro fue una de las posibilidades que manejaban los investigadores, aunque no se solicitó ningún rescate a la familia, que se mostró dispuesta a ofrecer una cantidad por cualquier noticia que permitiera la localización de Gabriel.

Zoido pide "confianza" en los investigadores

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha pedido confianza en los especialistas de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, cuya cúpula de mando se ha desplazado a Almería, por ser los "mejores" en las labores de recabar pruebas sobre la muerte de Gabriel Cruz al objeto de ponerlas a disposición judicial, a pesar de que la detenida por estos hechos, Ana Julia Quezada, no está colaborando con ellos.En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, el ministro ha pedido calma a los vecinos y que se deje trabajar a la UCO en una investigación que sigue bajo secreto de sumario.

Zoido ha sido preguntado por las informaciones que apuntan que Ana Julia Quezada, la que era pareja del padre de Gabriel, no colaboró en la inspección ocular tanto en la finca de Rodalquilar como en el piso de Vícar donde fue arrestada el domingo. Según el ministro, "por lo que ha oído", su actitud va "en esa línea" de nula colaboración.

Dicho esto, ha insistido en su confianza plena en la UCO. "Está con los mejores y los mejores saben qué hacer para obtener las pruebas. Tienen el pleno respaldo del ministro. Sabrán terminar la investigación", ha señalado Zoido. El ministro ha desvelado que ha hablado con el jefe de la UCO, coronel Manuel Sánchez Corbí, y que el director de la Guardia Civil se ha entrevistado este martes con los investigadores en la Comandancia de

Almería para reiterar su agradecimiento.Zoido ha reconocido que, al igual que en otros casos de desapariciones con desenlace trágico como el de la joven Diana Quer, los investigadores de la UCO y de otras unidades especializadas están muy afectados por la muerte del niño de ocho años Gabriel Cruz. "Son los mejores, han cumplido con su obligación", ha señalado el ministro antes de subrayar el lado humano de estos agentes que, ha puntualizado, "albergaban la posibilidad de encontrar a Gabriel con vida".

El titular del Interior, que se encuentra al igual que otras autoridades en Almería acompañando a la familia de Gabriel, ha recordado que desde su desaparición el 27 de febrero prometió a la madre poner al frente de la investigación "a los mejores". "Y así lo hicimos", ha señalado Zoido, que lo que espera es que haya una sentencia "suficientemente demostrativa de la gravedad de los hechos".

Zoido ha tenido palabras de elogio para la entereza mostrada por Patricia y Ángel, los padres de Gabriel, y ha reconocido también que se han reforzado los dispositivos de seguridad "para que el orden impere", después de que este lunes a última hora de la tarde varios vecinos se abalanzaran sobre Ana Julia a su salida de la vivienda de Puebla de Vícar a la que fue trasladada para una inspección, obligando a la actuación de agentes de la Guardia Civil para evitar que agredieran a la presunta asesina de Gabriel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios