Andalucía

Una multitud apedrea a policías de La Línea para evitar una detención

  • Los agentes de la Policía Local habían apresado a un motorista con 1.000 cajetillas de tabaco

Uno de los vehículos robados por la organización. Uno de los vehículos robados por la organización.

Uno de los vehículos robados por la organización. / m. g.

Nuevo episodio de violencia contra las fuerzas de seguridad en el Campo de Gibraltar. Una patrulla de la Policía Local de La Línea sufrió en la madrugada de ayer la intimidación, insultos y el lanzamiento de piedras por parte de una multitud que intentó evitar la detención de un joven que transportaba tabaco de contrabando y el decomiso de la mercancía. La llegada de refuerzos permitió disolver al grupo de agresores sin que ninguna de las piedras lanzadas llegara a herir a los policías, según fuentes municipales.

La operación policial y la trifulca se produjo en torno a las cuatro de la mañana en una zona cercana a la playa de Poniente. La patrulla estaba en la zona apoyando el rodaje de la película Taxi a Gibraltar, que estos días tiene desplazado al equipo en la ciudad, cuando aparecieron por la calle tres ciclomotores que circulaban en dirección contraria y con las luces apagadas y que transportaban cajas con tabaco de contrabando. Los agentes les dieron el alto, pero no atendieron a la orden e incluso esquivaron a la patrulla.

Dos de los motoristas lograron escapar, pero el tercero intentó evadir el control a gran velocidad pero colisionó contra el bordillo de la acera y cayó al suelo. Los policías acudieron a auxiliarlo y comprobaron que estaba consciente.

El joven les explicó que le dolía la cadera, por lo que la patrulla pidió asistencia sanitaria. En ese momento, según el relato aportado ayer por el Ayuntamiento de La Línea, una multitud de personas empezó a congregarse en el lugar increpando, insultando y lanzando piedras a los policías locales que se vieron obligados a solicitar refuerzos. Acudieron dos unidades de la Policía Nacional y otras dos de la Policía Local logrando disolver la trifulca.

La ambulancia del 061 que había sido requerida por los agentes antes de la agresión prestó al herido la primera asistencia sanitaria en el lugar y lo trasladó luego hasta el hospital de La Línea, donde quedó custodiado en calidad de detenido.

El Ayuntamiento precisó que el arrestado, de 24 años, llevaba en la moto 1.000 cajetillas de tabaco de contrabando valoradas en 4.000 euros (y que fueron entregadas en Aduanas) mientras que el ciclomotor constaba como robado en la base de datos, por lo que pasó a disposición judicial para tratar de ser devuelto a su propietario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios