Andalucía

Los libreros de Córdoba dicen que la Junta les debe 8 millones del cheque-libro

  • Alertan de que el impago de Educación pone en peligro a las empresas "más pequeñas"

Comentarios 2

La situación de los libreros cordobeses no es nada buena. El presidente de la Asociación de Papeleros y Libreros de Córdoba (Aplico), Mariano Pérez de la Concha, denunció ayer que la Junta les adeuda más de 8,5 millones, cantidad que corresponde al pago de los cheque-libros de este curso. Pérez de la Concha explicó que la Educación solía pagar el 80% del coste en octubre y el 20% restante en diciembre. Este año las librerías aún no han recibido el dinero y si la situación continúa "las más pequeñas, irán a la quiebra". "Es la primera vez que la tardanza ha sido tan extrema", denunció.

El sistema del cheque-libro en Andalucía obliga a los libreros a anticipar el pago del material a las editoriales, que como máximo dan un margen de dos meses para su cobro. Esta situación provoca que muchos libreros tengan que recurrir a préstamos para poder hacer frente a los gastos de la adquisición de los libros, a pagar las nóminas de sus empleados y al mantenimiento diario de cada negocio. El inicio del curso es, además, su principal fuente de ingresos, ya que representa cerca del 80% de su facturación anual.

Para abordar esta situación, los libreros mantendrán mañana una reunión en Sevilla para analizar las posibles consecuencias. De la Concha, que también es vicepresidente de la Federación Andaluza de Libreros, avanzó que desde la Junta ya han asegurado que van a hacer los pagos, aunque según los cálculos que maneja "hasta finales de noviembre" los libreros no recibirán el dinero.

La situación de los libreros en Córdoba no es única, ya que por ejemplo en Málaga la deuda de la Administración educativa se eleva hasta los 16 millones de euros por el mismo concepto.

La gratuidad de libros de texto es un derecho reconocido en el Estatuto de Autonomía y garantizado desde 2005, fecha desde la que se han invertido en más de 340 millones que han beneficiado a más de 3,4 millones de alumnos. El proceso de reparto de las ayudas consiste en que las familias reciben el cheque-libro en junio y julio, en función de si los hijos están en Primaria o Secundaria. El programa permite a la familias un ahorro medio anual de 140 euros en Primaria y de 250 en Secundaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios