Andalucía

El fraude en la Alhambra se cierra con penas menores

  • La Audiencia de Granada dicta 40 absoluciones y condena sólo a diez de los acusados a entre tres y 17 meses de cárcel

Una sesión del juicio celebrado a finales de 2016 en la Audiencia de Granada. Una sesión del juicio celebrado a finales de 2016 en la Audiencia de Granada.

Una sesión del juicio celebrado a finales de 2016 en la Audiencia de Granada. / álex cámara

Entre 2002 y 2005 existió en la Alhambra una "trama continuada" y "urdida", entre agentes turísticos y empleados de la Alhambra, para obtener un "enriquecimiento ilícito" por medio del acceso fraudulento al monumento de grupos organizados que llevaban determinados guías. La Audiencia Provincial de Granada considera probado que existió aquel ardid ilegal durante años, pero las condenas que ayer impuso en su esperada sentencia no parecen corresponderse con esa descripción de los hechos: sólo diez de los 50 acusados han sido declarados culpables, con condenas casi simbólicas, que van desde los 3 a los 17 meses de prisión. El motivo principal es la aplicación de la dilación indebida, una atenuante que deja una imagen bastante pobre de la Justicia y que sirve para tratar de compensar de alguna manera a los enjuiciados por los casi trece años de calvario judicial desde el inicio de la investigación. Este juicio se celebró en una sala especial desde el 15 de septiembre al 19 de diciembre de 2016, tras una instrucción que se alargó durante casi nueve años y que culminó ayer con el fallo, dado a conocer más de un año después de que finalizara la vista.

Francisco C. J., guía turístico y verdadero responsable de varias de las agencias investigadas en el procedimiento, se considera el principal dirigente de esa trama fraudulenta, junto a Antonio S. O., que como oficial primero de la Alhambra permitió las prácticas reiteradas de acceso ilegal. El agente turístico ha sido condenado a 17 meses de cárcel por los delitos continuados de estafa y falsedad en documento mercantil. La pena para el empleado público es de 10 meses de prisión por los mismos delitos, aunque como cooperador necesario.

Del entorno de Francisco C. J., también ha sido condenada la esposa, Joaquina D. H., que actuaba como responsable de la empresa familiar Daraxatour SL. Por el único delito de estafa ha recibido una condena de seis meses de prisión. La hija de ambos, también guía turística, que fue enjuiciada en el grupo de los principales acusados, ha resultado absuelta. Y Pilar A. B., cuñada del primer acusado y denunciante del caso que firmó un pacto con la Fiscalía, ha recibido una condena (condicionada por la conformidad) de nueve meses de prisión por estafa y falsedad.

En el ámbito de los trabajadores de la Alhambra, donde se ha considerado a Antonio S. O. el principal participante en la "trama", también ha sido condenado otro oficial primero, Francisco M. M. (que firmó otra sentencia de conformidad antes del juicio), a 9 meses de cárcel por los mismos delitos. Otros cuatro oficiales de segunda, José M. P., Antonio M. Q., Juan M. R. y Elías B. S., son considerados cooperadores necesarios en el delito de estafa, motivo por el que han recibido una pena de tres meses.

El último de los condenados es Juan Antonio T. V., empleado de una entidad bancaria, que admitió haber facilitado la devolución económica indebida en las cancelaciones del sistema de reserva y venta de entradas on line. Aceptó tres meses de prisión por un delito de apropiación indebida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios