contenido patrocinado

'Upcycling the oceans’ recoge 2.500 kilos de basura marina en Andalucía

En la imagen, uno de los barcos pesqueros que participan en el proyecto. En la imagen, uno de los barcos pesqueros que participan en el proyecto.

En la imagen, uno de los barcos pesqueros que participan en el proyecto.

Comentarios 5

Cada año ocho millones de toneladas de basura terminan en el fondo del mar, un problema que amenaza a los ecosistemas marinos y a su biodiversidad. Upcycling the Oceans es un proyecto único en el mundo que persigue acabar con este problema recogiendo residuos de los fondos marinos para transformarlos en hilo de primera calidad para fabricar tejidos.

El 80% de los residuos que hay en el medio marino se encuentran en los fondos. De hecho, según estudios del CSIC, pueden alcanzar zonas muy alejadas (hasta 3.000 km de la costa) y grandes profundidades (hasta los 4.500 metros). De ahí la importancia de recuperarlos y tratarlos adecuadamente.

Upcycling the Oceans nació en septiembre de 2015 de la mano de la fundación Ecoalf y, dos años más tarde, se sumó al proyecto Ecoembes y, desde entonces, se han recuperado 330 toneladas de residuos.

Actualmente el proyecto cuenta con la colaboración de 2.534 pescadores, 550 barcos pesqueros de arrastre en 37 puertos pesqueros de Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía.Hay cuatro puertos gaditanos que están participando en el proyecto: Barbate, Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y Chipiona. Los 65 arrastreros gaditanos son dirigidos por 310 pescadores y han recogido ya 2.500 kilos de basura marina, de los cuales 133 kilos son de plástico.

Un pescador con uno de los contenedores del proyecto. Un pescador con uno de los contenedores del proyecto.

Un pescador con uno de los contenedores del proyecto.

Nieves Rey, directora de Comunicación de Ecoembes, puso de relieve que “en Ecoembes tenemos un compromiso con el planeta. Un ADN que nos lleva a formar parte de proyectos que luchan por el medio ambiente para erradicar la basuraleza: aquellos residuos que se encuentran en entornos naturales. Por este motivo, nos sumamos al proyecto Upcycling the Oceans. El objetivo era llevarlo lo más lejos posible. Solo en 2018 hemos conseguido estar presentes en 37 puertos repartidos entre Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y la Región de Murcia. Un trabajo que ha permitido sacar 140 toneladas basura marina”.

Por su parte, la portavoz de la Fundación Ecoalf, Irene Díez, destacó que este proyecto beneficia mucho a los pescadores, a los cuales se les enganchan en sus redes objetos (tan contundentes como puede ser una lavadora) que las rompen, “se le escapa la pesca y al final es un problema económico”. “El otro día en Calpe sacaron una tubería de cuatro metros y les cortó la red”, añadió Díez.

En las próximas semanas comenzará una fase más científica de Upcycling the Oceans para realizar una caracterización más detallada de la basura marina. “Si no trabajamos en el origen, el problema estará ahí siempre”, admite Irene. El resumen del proyecto es convertir la basura marina en prendas de vestir con su certificado correspondiente.

“Tenemos dos líneas de trabajo: hay que darle al público la información de las ventajas que tiene comprar estos productos y, por otro lado, hay gente ya implicada que quiere hacer una compra con menos impacto negativo en el medio ambiente, porque esta forma de trabajar tiene una huella ambiental mucho menor. La moda también tiene que ser sostenible. Limpiar el mar es el punto más importante, pero el reciclaje tiene que verse como una vía de negocio de la economía circular. Por eso hay que trabajar en prevención e innovación”, concluye Irene Díez.

Una iniciativa “muy necesaria”

El asesor técnico de la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda, José Carlos Macías, comentó: “Había ya muchos pescadores de arrastre que entregaban la basura encontrada en el mar durante su jornada de pesca, pero otros no. Con este proyecto, se les ha dotado de contenedores y bolsas especiales, en los cuales echan los residuos que finalmente entregan en tierra, concretamente en los contenedores amarillos de Upcycling the Oceans. Los pescadores ya estaban colaborando y, gracias a este proyecto, se han animado más. Ha sido un incentivo. Con iniciativas tan necesarias como esta, la gente de la flota se conciencia más”.

Gracias al proyecto también, al sector se le empieza a ver de una forma más sostenible “y no solo como recolectores del mar, y con la imagen que algunos nos quieren dar”.

En abril, comenzará la segunda fase, que consiste en el análisis de la basura marina. “Un día nos embarcaremos en un buque con los pescadores para ver de dónde sacan la mayor parte de los residuos y cómo son”, apostilló Macías.

Ecoembes participa en esta iniciativa para fomentar la recuperación de materiales como el film, el acero o el aluminio y transformarlos en todo tipo de materias primas. En definitiva, es un proyecto colaborativo ilusionante que ya está obteniendo resultados muy positivos.