Educación

Andalucía rechaza un aprobado general en las aulas por el coronavirus

  • El consejero Javier Imbroda asegura que la digitalización de la enseñanza ha llegado "para quedarse"

  • Aboga por poner en marcha, de nuevo, el polémico plan de refuerzo estival

Estudiantes de un instituto repasan los apuntes antes de un examen. Estudiantes de un instituto repasan los apuntes antes de un examen.

Estudiantes de un instituto repasan los apuntes antes de un examen. / D. S.

En contra del aprobado general. Ésta será la postura que el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, defienda este miércoles en la Conferencia Sectorial de Educación que se celebrará, por vía telemática, entre el Ministerio del mismo ramo y las comunidades autónomas. El objetivo del encuentro es lograr un acuerdo sobre el final del curso en las actuales circunstancias, con los centros de enseñanza cerrados desde hace un mes a consecuencia del estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus

Imbroda ha manifestado esta posición en las reuniones previas que ha mantenido desde el lunes con representantes de la comunidad educativa andaluza: sindicatos, directores, inspectores y asociaciones de padres. Para el consejero, el aprobado general (como han reclamado algunos colectivos) supondría un "claro menosprecio" a la labor que desarrollan los docentes desde sus domicilios desde que entró en vigor el confinamiento. 

"Es una falta de respeto al gran esfuerzo que están realizando profesores y alumnos junto a las familias, lo que demuestra una gran capacidad de adaptación en estos momentos excepcionales, provocados por la crisis del Covid-19”, señala el titular de Educación.

Por tal motivo, Andalucía defenderá en el encuentro de este miércoles que haya evaluación del tercer trimestre, aunque, eso sí, siempre con "flexibilidad" y teniendo en cuenta las distintas circunstancias del alumnado. 

La autonomía de los centros

En este punto ha expresado su "confianza plena" en la autonomía de los centros educativos, que son "los que mejor conocen a sus estudiantes y las situaciones por las que atraviesan", por lo que los colegios e institutos deben decidir, en última instancia, si avanzan en los contenidos didácticos o refuerzan los ya impartidos.

Además, ha adelantado que en la consejería se barajan tres opciones distintas para acabar el curso escolar. Una, que ya se avanzó, sería la vuelta de los alumnos a las aulas a mediados de mayo. La segunda, que se mantengan hasta el final las clases on line; y la tercera, que regresen los docentes, aunque sin estudiantes. Todas estas alternativas quedan condicionadas a las directrices que se marquen este miércoles en la conferencia sectorial. 

Por último, Imbroda ha defendido que la digitalización de la enseñanza, cuya implantación se ha visto "acelerada" a consecuencia del estado de alarma y que "ha llegado para quedarse". También ha abogado por poner en marcha este verano, de nuevo, el plan de refuerzo estival que tanta polémica generó en 2019. "Ahora tiene más razón de ser que nunca", ha afirmado el consejero. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios