Entidades públicas

Los ayuntamientos de Andalucía reducen un 22% su deuda desde 2013

  • Las cuentas públicas de los consistorios andaluces mejoran sus débitos salvo en las provincias de Jaén y Cádiz.

Fachada del ayuntamiento de Guillena (Sevilla). Fachada del ayuntamiento de Guillena (Sevilla).

Fachada del ayuntamiento de Guillena (Sevilla). / M. G.

Los ayuntamientos han liderado el saneamiento de las cuentas dentro del conjunto las administraciones públicas desde los alarmantes valores registrados durante la crisis. A la disminución de los respectivos déficits locales, que alcanzaron su cenit en los ejercicios de 2012 y 2013, le ha sucedido, en paralelo, la reducción de la deuda. Desde el pico de 2013, año en que las entidades locales andaluzas acumulaban un débito de 7.147 millones de euros, la deuda de los ayuntamientos ha registrado el 31 de diciembre de 2018 un montante de 5.562 millones. La bajada ha sido del 22% en cinco años.     
La crisis económica o financiera devino con los años en la rebautizada como crisis de deuda. La Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, aprobada en 2012, estaba dirigida al desapalancamiento de las cuentas públicas de los diferentes niveles administrativos mediante una serie de iniciativas que incluían evaluaciones e infracciones que han revelado una mayor agilidad en los municipios de España, que en su amplia mayoría han respondido ejemplarmente a los mandatos legales. 
Entre los ayuntamientos de las provincias andaluzas, sólo los de Jaén y Cádiz han visto aumentado la deuda en el último lustro. Los consistorios del resto de las provincias han logrado reducciones significativas. La de Málaga encabeza este saneamiento con una disminución del 49,5%, seguido de cerca por las entidades locales de Córdoba (en su conjunto han reducido el endeudamiento en un 46%) y de Sevilla (-43,%). Les siguen las provincias de Granada (-33%) y de Huelva (-11%). En sentido contrario, los ayuntamientos jiennenses han incrementado la deuda en alrededor del 3% y los gaditanos, en aproximadamente el 10%.
Cabe destacar, dentro de los números rojos provinciales, la cuota de deuda perteneciente a los consistorios de las capitales de provincia en este periodo. Es dable mencionar los casos de Jaén y de Córdoba, cuya participación en los débitos de sus circunscripciones suponen el 68,3% y el 62,9%, respectivamente. En el otro extremo destacan los casos de Almería y Cádiz, que contribuyen al 22,2% y al 6,9% de las deudas de sus provincias, respectivamente.
Particularmente llamativos resulta el caso de la provincia de Cádiz, cuyos débitos resaltan muy por encima del resto de las provincias andaluzas. Si su capital ha visto reducida su deuda viva en más de 70 millones, no lo han hecho así varios de sus municipios, destacando negativamente las cuentas públicas de los ayuntamientos de Algeciras y Jerez. Por un lado, la localidad de la Comarca de Gibraltar ha sumado valores negativos en más de 20 millones. Por el otro, sigue siendo trágica la situación del consistorio jerezano, que contribuye al 37% de la ya de por sí abultada deuda de la provincia.

Tanto es así que, en el caso de Jerez –también de Jaén–, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal ha pedido convocar una comisión de expertos para analizar las causas de su “nivel crítico” de riesgo en la sostenibilidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios