Andalucía

Vox se "replantea" su relación con el PP y anuncia nuevas exigencias para apoyar el Presupuesto andaluz

Alejandro Hernández, portavoz de Vox. Alejandro Hernández, portavoz de Vox.

Alejandro Hernández, portavoz de Vox. / EFE

Las relaciones entre el PP y Vox en Andalucía han iniciado un "nuevo tiempo" después de los "insultos y descalificaciones" que, según Alejandro Hernández, ha dedicado Pablo Casado a su partido en el debate de la moción de censura fallida de Santiago Abascal. Ese "nuevo tiempo" no desembocará en la ruptura total de las conversaciones para la aprobación del Presupuesto andaluz de 2021, pero sí en unas negociaciones "inflexibles" y con nuevas exigencias, más allá de las vigentes en acuerdos previos.

"Se ha quebrado la confianza mutua y la cordialidad", ha insitido Hernández, quien considera que "nadie en su sano juicio" esperaba las andanadas lanzadas por Pablo Casado desde la tribuna del Congreso. "Nuestras actitudes van a cambiar", ha insistido, sin hablar de una retirada total del apoyo que su partido viene dando al Gobierno de PP y Ciudadanos. Sí ha advertido que serán más exigentes en la aprobación de decretos e, incluso, en el día a día de la vida parlamentaria. 

La primera piedra de toque sí serán los Presupuestos de 2021. Este jueves estaba fijada una reunión entre Hernández y su equipo con Juan Bravo, titular de Hacienda, que se ha pospuesto, según el dirigente de Vox, por falta de tiempo. Sin embargo, no ha sentado bien el tuit publicado por la cuenta oficial del PP andaluz tras el discurso de Casado para criticar a Vox. "No es la mejor manera de sentarse a negociar", ha dicho Hernández tras mostrar el mensaje borrado por los populares de sus redes sociales. 

En la Junta afirman que las negociaciones se retomarán ellunes, pero desde Vox aseguran que será difícil. El partido de Santiago Abascal está enfrascado en la elaboración de un documento con nuevas exigencias que se conocerá, probablemente el lunes. A estas nuevas peticiones, habrá que sumar la actitud "inflexible" a la que se ha referido Hernández con los pactos ya firmados. "No vamos a esperar buena voluntad de un partido cuyo presidente nos llama radicales, populistas, xenofobos o franquistas", ha zanjado. 

Pese a la dureza de sus mensaje, el portavoz andaluz de Vox no ha dado por muerta la alianza en Andalucía, pero ha sugerido que "todo es posible". "Incluso que tengan que pactar presupuestos con sus nuevos compañeros del cordon sanitario", ha sentenciado el portavoz de Vox. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios