Andalucía

El PSOE andaluz descarta que haya un “problema interno” en el partido

  • La Ejecutiva regional aprueba por unanimidad el informe sobre la labor de oposición a pesar de que los críticos presentes en el encuentro reclaman un giro en la fórmula para erosionar a Moreno

Susana Díaz, entre Juan Cornejo y Micaela Navarro Susana Díaz, entre Juan Cornejo y Micaela Navarro

Susana Díaz, entre Juan Cornejo y Micaela Navarro / Julio Muñoz / Efe

La dirección del PSOE andaluz restó ayer importancia a la marejada surgida de la reunión de diputados y senadores que presidió Susana Díaz la semana pasada. Varios días después, en el mismo hotel sevillano, la líder socialista hizo balance de la situación ante la Comisión Ejecutiva Regional en un ambiente menos tenso, según explicaron fuentes de la dirección socialista.

Fue su número dos, Juan Cornejo, quien, en un receso del encuentro, descartó que haya “problema interno” en el seno del partido, pero también instó a las voces críticas a dejar de “filtrar” a la luz pública los debates internos porque “hacen daño” al PSOE.

El secretario de Organización de los socialistas andaluces considera que el surgimiento de esas voces críticas tiene que ver con que “no aceptan el tiempo nuevo de acuerdo entre el secretario general en España y la secretaria general en Andalucía”. Cornejo se refiere así al entendimiento alcanzado entre Pedro Sánchez y Susana Díaz.

Hay que recordar que hace sólo año y medio todo hacía indicar que desde Ferraz se pondría en marcha una maniobra para sustituir a la líder andaluza tras perder la Junta. La situación ha cambiado y las relaciones entre la dirección federal y la regional están recompuestas.

Dudas sobre la labor de oposición

El principal motivo de disputa ahora está en la labor de oposición al Gobierno de PP y Ciudadanos. Fuentes de la dirección socialista explican que la propia Díaz hizo ayer autocrítica, como la semana pasada en la reunión con senadores y diputados andaluces del PSOE, todos elegidos en unas listas confeccionadas por Ferraz sin tener en cuenta la opinión de San Vicente.

En dicho encuentro fueron múltiples las voces las que alertaron de la consolidación de Juanma Moreno en San Telmo como un presidente moderado y el papel de la oposición socialista en esta sensación.

Esa ha sido una de las principales reclamaciones de los críticos, cuyos principales referentes son el ex portavoz parlamentario Mario Jiménez y las diputadas Ángeles Férriz y María Márquez. A pesar de esas dudas, la Ejecutiva Regional, de la que forman parte Férriz y Márquez, aprobó por unanimidad el informe realizado por José Fiscal sobre la labor realizada en este curso político como principal partido de la oposición en la Cámara regional.

Fuentes presentes en la reunión, que fue inaugurada con una intervención de la propia Díaz, explican que hubo 16 intervenciones tras la secretaria general. Las mismas fuentes señalan que fueron discursos “propositivos” y que se trataron temas como la situación del sector educativo y la vuelta al colegio en septiembre.

Entre las reclamaciones se solicitó una mayor coordinación con los alcaldes socialistas, aunque también hubo regidores que mostraron su satisfacción por el apoyo de la dirección socialista a la labor en los ayuntamientos. A pesar de que el ambiente fue distinto al del pasado martes, algunas de las voces críticas hablan de un “linchamiento”, que achacan a los “nervios” de la dirección socialista tras la reunión con los diputados y senadores del pasado martes.

Esas manifestaciones son las que, según “a quien ayudan es a la derecha”, ya que, como recordó el secretario de Organización del PSOE, el propio portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, aludió a la situación interna socialista en varias ocasiones la semana pasada, tanto en San Telmo como en el Parlamento.

“Por ahí no van las cosas, siempre se pueden pedir más, pero el problema es que hacen ruido cuando no hay masa crítica para que salga ese ruido y eso beneficia a la derecha, que está encantada”, insistió Cornejo se mostró ayer especialmente duro con Bendodo, a quien llamó “golfo político” por sus “insultos” a Díaz desde “el atril de San Telmo”.

“Si fuera la mafia, Bendodo sería el sicario, pero el padrino sería Moreno Bonilla”, espetó el dirigente socialista, que rechazó que no se esté haciendo una oposición útil o demasiado laxa.

“A mí no me concuerda, no coincide, miren lo nervioso que está el Gobierno andaluz, lo nervioso que está su portavoz, que llamó ruin a la secretaria general y presidenta del grupo socialista”, recordó Cornejo, que aseguró que PP y Ciudadanos están “nerviosos” porque tienen datos “y no acaban de levantar” electoralmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios