Andalucía

Moreno no permitirá un “maltrato” a Andalucía en la salida de la pandemia

  • El presidente de la Junta exige la misma senda fiscal que el País Vasco y que la mitad del fondo europeo no sea condicionado

  • El Consejo de Política Fiscal y Financiera se celebrará en septiembre para la revisión de los objetivos de déficit

Íñigo Urkullu y Juanma Moreno, en el monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla Íñigo Urkullu y Juanma Moreno, en el monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla

Íñigo Urkullu y Juanma Moreno, en el monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla / Efe

Andalucía no exigirá “más que nadie”, pero tampoco “menos que nadie” en la salida –económica, social, sanitaria– de la situación generada por la pandemia de Covid-19. Juanma Moreno pretende llevar el principio de igualdad entre territorios “hasta las últimas consecuencias” y no permitirá “ningún maltrato” a la comunidad ante los debates que están por abrirse en los próximos meses. El reparto del fondo europeo de recuperación será el principal motivo de discusión. Como anticipo, este viernes ha centrado –junto con el estado de la pandemia– la XXI Conferencia de Presidentes que ha reunido en La Rioja a los líderes autonómicos, a excepción de Quim Torra, con el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez.

Será el mandatario socialista quien comande la distribución de los 140.000 millones de euros que llegarán de Europa, algo más la mitad en subvenciones a fondo perdido y el resto en préstamos. Sánchez presidirá una comisión interministerial que está todavía por crear. También se pondrá en marcha una unidad de seguimiento para controlar el gasto cuyo funcionamiento todavía está por determinar. Lo que parece claro es que el dinero llegará asociado a proyectos, como suele ocurrir con las cantidades que llegan desde Bruselas. Los países pueden presentar sus planes desde el 15 de octubre hasta el 30 de abril de 2021, aunque después pasan por el filtro de la Comisión y el Consejo europeos.

El presidente de la Junta se ha mostrado crítico con esa condicionalidad. “No nos parece lo más adecuado”, ha reconocido en su comparecencia tras la reunión, en la que ha reclamado que la mitad del paquete de reconstrucción sea de libre disposición, es decir, que las comunidades puedan decidir en qué gastarlo.

La preocupación de Moreno por esta fórmula está en la “subjetividad” que atisba en la concesión de los fondos a los proyectos en función del territorio de procedencia. En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo andaluz ha garantizado que la Junta tiene “los proyectos preparados” a falta de saber qué criterios se utilizarán para concederlos. Aunque ha lamentado la falta de información, Moreno ha avanzado que tendrán que ver con el medio ambiente, la energía sostenible y la digitalización.

La solución del presidente de la Junta a este posible conflicto no es nueva. Consiste en aplicar “el criterio utilizado por la UE” en el reparto entre países: población, PIB per cápita y tasa de desempleo. “Es lo más acertado y equitativo posible”, ha señalado Moreno, quien apuesta porque el dinero de Bruselas sirva para “redistribuir la riqueza entre las regiones”. “No podemos apoyar a las mas ricas en detrimento de las más pobres”, ha insistido el líder andaluz, que en esta reclamación coincide con presidentes socialistas, como Ximo Puig y Emiliano García-Page.

En este punto Moreno se ha referido a la polémica de la jornada, el acuerdo entre el Gobierno central y el vasco para ampliar el objetivo de déficit de Euskadi en el 2,6% para este mismo año. El presidente de la Junta aspira a lograr el mismo trato, pero el foro donde se debaten estos asuntos, el Consejo de Política Fiscal y Financiera, lleva un año sin reunirse.

El Ministerio de Hacienda tiene previsto convocarlo en septiembre para elevar el objetivo actual del déficit de las comunidades del régimen común, entre las que se encuentra Andalucía, y permitir así un mayor gasto. El límite está fijado en el 0,2% del PIB, aunque el Gobierno andaluz planteó –antes de la pandemia– unos presupuestos con equilibrio presupuestario. “No vamos a permitir un trato desigual en función de las componendas, las negociaciones bilaterales o los apoyos en el Congreso”, ha zanjado el presidente andaluz.

Ante estas quejas, fuentes del Ejecutivo central han explicado a este diario que Andalucía será una de las “grandes beneficiadas” por el reparto de fondos. “Si Moreno está pidiendo un régimen foral para Andalucía es que el frentismo le ha nublado la razón”, han insistido estas mismas fuentes, que animan a la Junta a “trabajar para presentar buenos proyectos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios