Andalucía

La Junta acepta que no será la que más gane con la nueva financiación

  • La consejera de Economía cree "lógico" que Cataluña reciba más fondos adicionales del sistema porque su aumento de población ha sido mayor · El PP insiste en que la comunidad debe ser la más beneficiada

Comentarios 38

El Gobierno central aún no ha puesto sobre el tablero las cifras que le permitan resolver el sudoku del nuevo sistema de financiación autonómica en la fecha marcada: el 15 de julio. Sólo se conoce el modelo, presentado en diciembre y sobre el que pesan sospechas de injerencias por parte de Cataluña. De éste, la Junta de Andalucía vaticinó ayer que la comunidad será la que más reciba por su volumen de población en el conjunto de la Nación, pero no la que más gane de los fondos adicionales que va a incorporar el Gobierno y que pueden rondar, en principio, los 9.000 millones de euros. El PP lleva meses insistiendo en que, de confirmarse este supuesto, se cometería una "traición".

Fue la consejera andaluza de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, quien en un desayuno informativo organizado por la asociación de Periodistas Parlamentarios de Andalucía (PEPA) confirmó por primera vez esta previsión, "lógica" en su opinión.

Martínez Aguayo volvió a la teoría del abanico, la que culpa a los fallos del sistema vigente de que se haya abierto la horquilla hasta en 900 euros por habitante entre la comunidad que más recibe y la que menos por no incorporar los incrementos de población. Ahora, consideró la consejera, de esos fondos adicionales "no tendría lógica que Andalucía fuera la que más recibiera porque no es la que más ha crecido en población, algo que sí ha ocurrido con Cataluña".

El desfase se debe a la no actualización del criterio poblacional. Las que más han crecido en comparación al peso demográfico que tenían en 2001 son Madrid -1,6 millones de habitantes-, Cataluña -un millón-, Valencia -800.000- y Baleares -200.000-. Andalucía se encuentra en el centro del tablero y está interesada en que se le reconozca el aumento de población en 800.00 personas. Pero su incremento relativo ha sido inferior con respecto a otras comunidades. Martínez Aguayo agregó que deben recibir más fondos adicionales aquellas comunidades que "durante este tiempo han crecido más en población y han tenido una financiación por habitante por debajo de la media, y eso incluye a Cataluña".

La Junta se ha marcado el porcentaje que espera recibir de esos fondos, alrededor del 15%, a la espera de que se defina el modelo definitivo y se le asigne una cantidad. Por el momento, "lo que nos transmite el Gobierno, nos parece bien", apuntó la consejera, que preció la postura que ha mantenido la Junta en las dos últimas semanas de que, si se producen cambios significativos sobre lo que conocen, rechazarán la propuesta. Esas sospechas que han hecho saltar las alarmas del Gobierno andaluz se sustentan en el supuesto acercamiento de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, al criterio de Cataluña para que prime el esfuerzo fiscal. La Junta aboga por que "se dé una igualdad con un esfuerzo fiscal similar y todos tenemos que ser iguales cuanto todos estamos, a efectos normativos, cumpliendo la norma", en palabras de Martínez Aguayo. Sin confirmación de una posible cita con Salgado, la consejera avanzó que el martes se reunirá con el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña.

La aceptación de que comunidades como Cataluña ganarán más aleja del acuerdo al PP, imbuido siempre en la comparación. Javier Arenas, presidente del PP-A, insistió ayer en un acto en Espartinas (Sevilla) en que la Junta tendrá su apoyo "incondicional" del partido si consigue que Andalucía sea la que más gane con el nuevo sistema y una "contundente crítica" si otras regiones tienen una mayor mejora, según apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios