Andalucía

Juan Marín reconoce que “no es el momento” de bajar más impuestos

  • El vicepresidente admite que PP y Cs deben “recomponer” los objetivos de lo que queda de legislatura

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín. El vicepresidente de la Junta, Juan Marín.

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín. / Efe

La Junta tendrá muy difícil bajar impuestos en lo que queda de legislatura. La pandemia ha obligado a “recomponer” los objetivos del Gobierno de PP y Cs, como reconoce el vicepresidente Juan Marín en una entrevista concedida a Europa Press. En esa recomposición se caerá de la agenda la reducción fiscal que, cada año, tenía pensado poner en marcha el consejero de Hacienda, Juan Bravo.

El margen de maniobra ya era bajo tras el recorte –plurianual– del IRPF, la bonificación de Sucesiones y Donaciones y la rebaja de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados; pero el Covid-19 le ha dado la puntilla a una de las principales banderas de populares y naranjas en su camino hacia el Gobierno de la Junta.

“No es momento para hablar de una bajada de impuestos en Andalucía”, reconoce Marín en la entrevista, aunque señala que todavía puede haber “algún ajuste”. “A día de hoy es cierto que tenemos una situación distinta” a la que había en diciembre del 2018, cuando se gestó el pacto que desalojó al PSOE de SanTelmo tras 37 años de ejecutivos socialistas. Ese acuerdo, rememora el líder andaluz de Ciudadanos, llevaba aparejado un acuerdo de 90 medidas urgentes que, según el líder de Ciudadanos, ya están en marcha “en un porcentaje muy elevado”. “Más del 80% ya se han ejecutado o se está ejecutando y eso tiene su recorrido”, zanja Marín.

“La emergencia es de tal envergadura que así lo exige y los andaluces entenderán que si en vez 90 medidas como habíamos planteado, cumplimos 85, porque lo importante era salvar vidas, que es lo que estamos haciendo todavía y lo que estaremos ocupados bastante tiempo”, apunta Marín.

Su diagnóstico es que en 2021 y 2022 “habrá muchos coletazo del Covid, no solamente en materia sanitaria sino por cierres de empresas, concursos de acreedores o despidos”, por lo que vaticina que “la Junta tendrá que hacer un esfuerzo que hará que tengamos que dejar de lado algún proyecto”.

El vicepresidente revela que todavía no han decidido si aplazarán alguna medida concreta, toda vez que van a intentar impulsar los proyectos pendientes a través de la colaboración público-privada, “y creemos que van a salir porque Andalucía es en este momento un destino seguro también para los inversores, no solamente para los turistas”. Entre otros, se ha referido a las ciudades de la Justicia de Sevilla o de Jaén, “proyectos que hacia delante y que vamos a intentar que en esta legislatura se inicien las obras o, si es posible, la culminación de alguno de ellos”.

Todo ello con la elaboración del Presupuesto de la Junta para 2021 en el horizonte, una labor que ya están haciendo las consejerías, que deben presentar sus proyecciones de gasto en los primeros días de septiembre. Este trabajo está ya en marcha con la dificultad añadida de que la Junta “todavía no conoce” el objetivo de déficit ni el techo de gasto.

En este punto, Marín critica que el Gobierno central y el vasco hayan negociado un déficit del 2,6% para Euskadi y ha vuelto a reclamar esa cifra para las cuentas andaluzas: “Yo no creo que seamos diferentes, Sánchez sí lo cree”, sentencia el líder naranja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios