Andalucía

Guerra de banderas en el Parlamento de Andalucía

  • Adelante Andalucía coloca la del colectivo LGTBI y Vox, la nacional, como cortinas

Enseñas nacionales en el grupo de Vox. Enseñas nacionales en el grupo de Vox.

Enseñas nacionales en el grupo de Vox. / C.D.

Banderas en las ventanas, colores en los balcones. Cada grupo del Parlamento andaluz parece que ha tomado partido por medio de las enseñas. La falta de una regulación sobre su uso ha provocado que varios partidos utilicen las ventanas para sus particulares reivindicaciones. 

A la vez que Juanma Moreno abrazaba este martes al "andalucismo del siglo XXI" en el pleno del Parlamento autonómico, celebrado en la magnífica iglesia del antiguo hospital de las Cinco Llagas, Vox había desplegado banderas españolas en las ventanas de su grupo que dan a uno de los patios principales de la Cámara. El andalucismo se ha convertido en una ideología trasversal, que es aceptada por todos los partidos de la Cámara, desde el PP a Adelante Andalucía, y es así por su carácter incluyente. Sea por Andalucía libre, España y la Humanidad, que canta el himno. Por eso, allí donde hay una bandera blanca y verde en el Parlamento, hay una roja y gualda al lado. Nunca hubo problemas ni omisiones.

Las banderas de Adelante. Las banderas de Adelante.

Las banderas de Adelante. / C.D.

Pero Vox no es andalucista ni autonomista; es más, está en contra de la España de las autonomías y de la reforma del artículo segundo de la Constitución. Sus portavoces siempre han defendido que, por ellos, el Parlamento andaluz debía haber desaparecido. Pues ése debe ser el sentido de la colocación de las banderas españolas en un lugar visible, como cortinas, un uso un tanto impropio de la enseña nacional. En países como Alemania no está bien visto que la enseña se utilice con fines partidistas y, mucho menos, como instrumento de enfrentamiento entre partidos. Hace unos meses circuló un video en el que se veía a Angela Merkel afeando a un dirigente de su partido por enarbolar su tricolor en una noche electoral.

La andaluza y la española nunca han sido excluyentes en la Cámara. Nadie, por ejemplo, ha utilizado la blanca y verde como cortinas, ni se ha empleado la bandera con una estrella roja a la que a veces recurren los partidos de extrema izquierda. Vox está inaugurando comportamientos nunca vistos en la Cámara. Uno de sus parlamentarios, por ejemplo, quitó y arrugó la semana pasada un cartel del sindicato CGT que está pegado en el panel del comité de trabajadores de la Cámara. Por cierto, que el mismo cartel ha vuelto al corcho con la señales del enfado de su señoría.

Pero Adelante Andalucía también tiene colocado desde este verano una bandera multicolor del colectivo LGTBI, es más discreta, porque sólo es en una ventana y está en un patio secundario. También le han añadido una blanca y azul del colectivo trans.

En otros parlamentos sí está regulado el uso de banderas; aquí no y es que, hasta el momento, no ha sido necesario, nunca fue un problema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios