Tercera ola de la pandemia en Andalucía

El SAS derivará pacientes a la sanidad privada si le faltan camas

  • Salud aliviará la presión causada por el Covid con el envío de enfermos de distintas patologías

Juanma Moreno y el consejero de Salud visitan las instalaciones del Infantil del Virgen del Rocío Juanma Moreno y el consejero de Salud visitan las instalaciones del Infantil del Virgen del Rocío

Juanma Moreno y el consejero de Salud visitan las instalaciones del Infantil del Virgen del Rocío / EFE

La Consejería de Salud ha comunicado a la patronal de los hospitales privados que puede enviarles pacientes de distintas patologías, incluidos los de Covid, a sus centros. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha realizado este anuncio durante una visita al hospital infantil del Virgen del Rocío. No obstante, y desde la primera ola, los gobiernos contaban con la potestad para utilizar recursos privados si hiciesen falta. Lo que ha hecho el SAS ahora es avisar a los privados de este hecho ante la magnitud de la tercera ola.

Moreno ha explicado que quiere poner "todos los recursos de la sanidad, pública y privada, al servicio de los andaluces". Los pacientes que vayan a servicios privados no tendrán que abonar ninguna cantidad, aunque el SAS sí abonará estos tratamientos a las empresas propietarias. No ha ofrecido una cifra estimada de cuánto prevé gastar el SAS en estos servicios. No obstante, desde el Gobierno andaluz se ha explicado que en los Presupuestos de 2021 hay "una hucha Covid" para imprevistos por valor de 450 millones de euros, que es de donde saldrían los fondos para pagar a las privadas.

El coste se calculará en base a los precios que existen y ya se aplican al derivar por ejemplo pruebas diagnósticas o intervenciones a la privada.

La Junta tiene puesto en marcha un plan para atender 4.500 hospitalizados por Covid, y ya ha aprobado otro ampliado a 7.500. Pero esto se consigue a base de suspender intervenciones a otro tipo de pacientes, de ahí que al sector privado se vayan a enviar distintas patologías.

Lo que se pretende es que ningún paciente tenga que esperar en los pasillos a que se le adjudique una cama en un hospital púbico o que no se encuentre sitio en las UCI.

Ese plan de 4.500 pacientes también incluye la apertura de centros no sanitarios, como albergues públicos, en varias provincias como residencias hospitalarias, pero por el momento esto no ha ocurrido. El SAS confía en la incorporación del Hospital Militar de Sevilla a la red del SAS, lo que ocurrirá en los próximos días, para aliviar la situación en esta provincia. Las obras de adecuación está casi finalizadas, lo que permitirá sumar un centro más al conjunto hospitalario público. El de Benalmádena también se debe activar en las próximas semanas, lo que ayudará a los hospitales del Campo de Gibraltar, que es una de las comarcas más afectadas por el Covid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios