Provincia

Desarticulan una banda que asaltaba gasolineras y ventas en Sevilla y Cádiz

  • Los cuatro detenidos actuaban en gasolineras y ventas en carreteras de localidades de dichas provincias donde llegaban con coches robado con violencia.

La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado una banda que había cometido 32 robos con violencia en distintos municipios de las provincias de Cádiz y Sevilla, fundamentalmente en gasolineras y ventas de carretera. 

Según ha informado en un comunicado la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, la desarticulación de esta banda ha sido posible después de haberse frustrado un robo en una gasolinera de Bornos (Cádiz), lo que permitió detener a cuatro hombres de entre 32 y 20 años. 

La operación Mamalata se puso en marcha a finales de pasado mes de septiembre con el objetivo de esclarecer 32 robos con violencia cometidos en catorce localidades de las provincias de Cádiz y Sevilla, todos ellos con un mismo modus operandi.

Así, los presuntos autores de los hechos sustraían inicialmente un vehículo de la marca Ford, de modelo antiguo, empleando en sus acciones "una gran violencia", siguiendo el modelo de la banda del Pichi, que había desplegado una gran actividad a principios del año 2000 y cuyos miembros se encontraban ya fuera de prisión. 

El pasado 8 de noviembre se instaló un operativo en el entorno de Arcos al existir el "convencimiento" de que los sospechosos iban a tratar de asaltar una gasolinera de la zona. 

Sobre las 22:30 horas, los agentes comprobaron cómo tres de ellos intentaban robar una gasolinera de Bornos a bordo de un vehículo Ford Escort, dándose a la fuga al percatarse de la presencia policial, aunque finalmente abandonaron el vehículo al encontrar un control policial y trataron de huir por el campo, sin éxito. 

Los cuatro detenidos se encuentran ya a disposición judicial, resultando imputadas otras dos personas por su presunta participación en los hechos investigados. 

A los detenidos se les imputan 32 hechos delictivos que van desde la sustracción de vehículos a los robos con violencia e intimidación, todos ellos cometidos en catorce localidades de las provincias de Cádiz y Sevilla. 

La investigación continúa aún abierta, por lo que no se descarta que se produzcan nuevas actuaciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios