Andalucía

El Defensor abre una queja por el maltrato a los caballos en el Rocío

Comentarios 0

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha iniciado una actuación de oficio al conocer las situaciones de abuso que se dan en el trato a algunos caballos en la romería del Rocío. La actuación del Defensor del Pueblo llega tras las declaraciones realizadas por el director del Plan Romero, Francisco Huelva, que se mostró muy crítico con aquellos jinetes que "abusan" de los caballos. En la pasada Romería de 2016, murieron cinco equinos y, en los últimos siete años, más de 100. "Es una vergüenza que haya gente que no dé descanso a los caballos", dijo Huelva, exponiendo como ejemplo de ese trato abusivo no quitarles la silla a los caballos en las paradas de descanso después de largas travesías.

La oficina del Defensor del Pueblo recuerda que ya el pasado año 2015, el Partido Animalista exigió a la Junta que investigara posibles responsabilidades por los caballos muertos durante la romería del Rocío, aportando para ello diversas pruebas gráficas del agotamiento y muerte de los animales.

Según el Defensor, en "el fondo de este asunto trasluce la necesidad de redoblar los esfuerzos para tratar de que se cumpla la ley 11/2003, de Protección de los Animales de Andalucía, aunque sin embargo, pese a que todos los años se repite el asunto, parece que no se implantan medidas específicas para garantizar unos estándares mínimos de bienestar y protección animal con los que evitar situaciones de abuso, maltrato e incluso muerte".

Aunque insiste en que se trata de comportamientos excepcionales que no tienen nada que ver con las que habitualmente se mantienen por parte de quienes participan en esta romería de gran tradición en Andalucía, el Defensor del Pueblo cree "muy necesario que a la vista de tales hechos se estudie la aplicación de medidas preventivas concretas para intentar evitar" este maltrato animal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios