Juicio al empresario que simuló el beso a Teresa Rodríguez

La defensa acusa a Teresa Rodríguez de "exagerar" la denuncia para "conquistar votos"

  • El abogado del empresario, José Manuel García-Quílez, considera que la parlamentaria andaluza ha "utilizado la Justicia para fines políticos"

  • Reconoce que el empresario puede ser "un majareta" pero "no es un delincuente"

El empresario se besa la mano en el juicio El empresario se besa la mano en el juicio

El empresario se besa la mano en el juicio / Raúl Caro ( Efe)

Comentarios 16

El abogado José Manuel García-Quílez, que representa al empresario Manuel Muñoz, que ha sido juzgado este jueves en la Audiencia de Sevilla por simular un beso a Teresa Rodríguez, ha acusado a la coordinadora de Podemos Andalucía de haber "exagerado" la denuncia sobre estos hechos para "conquistar votos".

En su informe de conclusiones, el letrado del empresario ha reclamado la absolución y ha denunciado que "no se debe utilizar la Justicia para fines políticos", algo que, en su opinión, ha hecho la parlamentaria andaluza de Podemos. "Manuel Muñoz actuó muy equivocadamente, de manera errónea, desacertada, fue desagradable, será lo que sea, un majareta, pero no es un delincuente que merece ser condenado a dos años de cárcel", ha sostenido el letrado.

El defensor ha criticado la "desmedida" repercusión mediática de este caso y los juicios paralelos, al tiempo que ha indicado que su cliente ha sido "ridiculizado en programas de televisión, ha sido el hazmerreír de media España, y ya viene condenado socialmente al juicio".

Para el abogado, esta mediatización ha sido "promovida" por la propia Teresa Rodríguez, y así ha afirmado que en la denuncia que presentó en la Fiscalía por estos hechos ya dijo reiteradamente que se trataba de un "ataque machista", añadiendo el abogado que la denuncia "exageró tremendamente la denuncia y dijo incluso que fue amordazada". La explicación a esta actuación de la denunciante, según García-Quílez, es que actuó así porque el caso "vende, el feminismo está de moda y conquista votos".

El letrado ha afirmado que "para dar un beso hay que acercarse y si además se trata de una persona chisposa, que ha tomado unas copas", lo hace con mayor vehemencia, ha defendido García-Quílez, que se ha preguntado cómo la dirigente de Podemos ha afirmado que fue "arrinconada y amordazada" cuando los hechos ocurren en el dintel de la puerta y allí no hay ninguna esquina.

García-Quílez ha pedido al tribunal una sentencia absolutoria para Manuel Muñoz y en este sentido ha recordado que no deben dictar una "sentencia ejemplarizante", como ha reclamado Teresa Rodríguez en una reciente entrevista en televisión. El abogado ha señalado que "si la propia víctima reconoce que el acusado entendió que era una broma, aunque no lo era para ella, está reconociendo la ausencia del dolo" o intención de cometer el delito.

La defensa también ha rechazado la posibilidad, al igual que entiende la Fiscalía, de que los hechos puedan ser constitutivos de un delito de abusos sexuales, ya que no actuó "nunca con ánimo libidinoso" y no hay tocamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios