'caso marta'

La madre del Cuco dice que ella misma ordenó limpiar su coche

  • Rosalía García no concreta la hora a la que vio a su hijo de madrugada e insiste en la dificultad de que su hijo cogiera las llaves del coche sin que ella se enterara.

Comentarios 28

En silla de ruedas y sin acordarse de nada "porque ha pasado mucho tiempo". Así ha declarado la madre del Cuco ante el tribunal que enjuicia el crimen de Marta del Castillo después de que, tras no acudir a su cita como testigo del lunes por un "esguince de tobillo", un forense de los juzgados la considerara apta para declarar.

Rosalía García ha salido de la mayoría de las preguntas del fiscal y de la acusación particular con un "no lo recuerdo", pero ha caído en contradicciones en preguntas referidas  al Wolkswagen Polo que poseía y en el que se supone que se trasladó el cadáver de Marta ya que, tras afirmar primero que siempre iba a trabajar en coche, ha subrayado no recordar si el domingo 25 de enero cogió el vehículo o no.

También en relación a ese coche, la madre del Cuco ha precisado que fue ella misma la que llamó a su marido desde el trabajo, días después del crimen, para pedirle que tenía que limpiar el vehículo. "Recuerdo que lo llamé para preguntar, no sé lo que hablamos, y se me ocurrió que tenía que limpiar el coche, pero no lo llamé para eso", ha dicho.

Respecto a la posibilidad de que su hijo hubiera cogido las llaves del coche de madrugada, Rosalía García ha insistido, después de dudar y pedir varias veces que se le concretara la pregunta, en que las llaves no se podían coger sin que ella se enterara aunque estuviera acostada, a pesar de concretar que solía dejarlas en la entrada y que su habitación estaba después de un pasillo. Insistiendo además en que el día 24 las llevaba encima cuando salió de casa porque tenías las llaves del coche con las de la vivienda. "Si no me hubiera llevado las llaves del coche no hubiera podido cerrar la puerta", destaca.

Por otro lado, la testigo asegura haber visto a su hijo, el Cuco, acostado en su casa la madrugada del 25 de enero cuando llegó ella y su marido "sobre la una y media o dos", aunque no recuerda las horas exactas y ha dicho un "no recuerdo eso después de tres años" ante las precisiones de la defensa de Carcaño en la posibilidad de que hubieran vuelto a casa a las cinco de la madrugada.

Rosalía García ha manifestado que no habló con su hijo hasta el día siguiente "sobre el mediodía" cuando éste le comentó "que había desaparecido una amiga".

También ha precisado que ella misma le dijo a su hijo "que tuviera cuidado porque los teléfonos estaban pinchados", aunque no ha concretato por qué lo hizo. "Se lo dije para advertirlo, para que lo supiera igual que yo lo sabía". 

La madre del Cuco ha asegurado que ella misma mandó a su hijo a deshacerse de la colección de navajas que tenía tras el crimen.

Rosalía García también ha asegurado que ha sido amenazada por teléfono por una voz masculina "para no hablar sobre estos hechos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios