Sevilla

El Consejo Audiovisual amplía a Cuatro su denuncia por el trato del juicio de Marta del Castillo

  • El ente, que ha recibido 22 quejas, destaca en un informe el incumplimiento de sus recomendaciones tanto de dicha emisora como de Antena 3 y Telecinco.

Comentarios 1

El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) ha constatado, tras realizar un informe sobre el tratamiento informativo que los magacines televisivos están dando al juicio por el crimen de Marta del Castillo, que tres operadores de televisión de carácter nacional -Telecinco, Cuatro y Antena3- han ignorado las recomendaciones aprobadas por esta autoridad reguladora el pasado 11 de octubre para el tratamiento mediático del caso, al fomentar juicios paralelos en sus programas de entretenimiento mediante "prácticas contrarias a la ética periodística y faltas de rigor informativo y que, en un caso, han vulnerado derechos fundamentales de una menor de edad envuelta en el proceso". 

Según ha informado el CAA, la elaboración de dicho informe obedece a las quejas ciudadanas recibidas en la Oficina de Defensa de la Audiencia (ODA) hasta el 7 de noviembre por este caso contra Telecinco, Antena 3 y Canal Sur. A día de hoy, el CAA ha recibido un total de 22 quejas. Ante los resultados de este seguimiento, el pleno del Audiovisual andaluz, reunido este miércoles por la tarde, ha aprobado reiterar a los medios de comunicación el contenido de las recomendaciones aprobadas hace ahora un mes y ha advertido, no obstante, de que sigue vigilando el tratamiento mediático de este juicio. 

El Consejo ha analizado el seguimiento de la vista oral en 13 programas emitidos por Telecinco (dos emisiones de El Programa de Ana Rosa y uno de La Noria), Cuatro (dos emisiones de Las Mañanas de Cuatro), Antena 3 (dos emisiones de Espejo Público), Canal Sur (dos emisiones de 'Tiene Arreglo', una de 'Objetivo Abierto' y otra de La Tarde Aquí y Ahora) y La1 de TVE (dos emisiones de Las Mañanas de La1), teniendo siempre presente que "la libertad de expresión no ampara infracciones a la deontología periodística". 

Así, y tomando como referencia las pautas recomendadas antes del inicio del juicio, el CAA concluye que Telecinco, Antena 3 y Cuatro las han venido ignorando "al emitir entrevistas con testigos y peritos llamados a declarar en la vista oral, lo que contribuye a la escenificación de un juicio mediático paralelo al que se desarrolla en la Audiencia Provincial de Sevilla". Telecinco, por ejemplo, anuncia que su "equipo de investigación" ha entrevistado a 57 testigos que serán interrogados en el proceso. 

Ha detectado, asimismo, la emisión de reconstrucciones de los hechos -en ocasiones sin advertir al espectador de que se trataba de una simulación- en las que además "se mezclaban imágenes reales de los imputados con otras de actores de gran parecido físico". Por ello, el Audiovisual considera que los programas analizados "han vulnerado derechos constitucionales de los encausados y han difundido como datos o información meros rumores y juicios de valor". Prácticas todas ellas, recuerda, que han sido denunciadas por los ciudadanos a la ODA. 

Uno de los espacios incluidos en el informe del CAA es el programa La Noria de Telecinco, en el que fue entrevistada la madre de uno de los jóvenes implicados en el caso con el propósito de que desvelase en el plató los hechos que, supuestamente, oculta al tribunal. Dicho espacio fue objeto de varias quejas por su contenido y por el hecho de que se pagara a la entrevistada. Al respecto, el CAA rechaza la apelación al derecho constitucional de libertad de expresión esgrimido por los responsables del programa para justificar comportamientos que "infringen claramente la deontología periodística". De hecho, ejemplifica el ente regulador, "este caso ha motivado la intervención de la Fiscalía y el reproche social".

Vulneración del derecho a la intimidad de menores

El Consejo ha destacado también la "gravedad" del tratamiento por parte del programa Espejo Público de Antena 3, que el pasado 3 de noviembre emitió una imagen en la que se podía reconocer perfectamente a la mejor de edad, ex novia de uno de los imputados, que declaró como testigo. Dicha imagen fue acompañada de comentarios despectivos y especulaciones de los colaboradores del programa, asegura el Audiovisual andaluz. 

Por este motivo, advierte de que los menores están especialmente protegidos en el ordenamiento jurídico y de que, en el caso de las televisiones, "la difusión de imágenes o datos que permitan la identificación de menores de edad en el contexto de hechos delictivos constituye una infracción muy grave que lleva aparejadas sanciones de hasta un millón de euros". 

En su decisión, igualmente, el CAA avisa del riesgo que entraña que programas concebidos para el entretenimiento asuman la función de informar, al tratarse de una tarea compleja que requiere profesionalidad y compromiso social, responsabilidad, rigor y honestidad. "Cuando esto sucede, los magacines televisivos no pueden prescindir de los elementos esenciales del periodismo", recalca. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios