Trata La Policía libera a siete mujeres que eran explotadas sexualmente en Algeciras y Jerez

  • Las obligaban a trabajar doce horas diarias y las mantenían encerradas el resto del tiempo

  • Tres mujeres han sido detenidas como gestoras de la red de trata

Operación de la Policía Nacional contra la trata en Algeciras y Jerez Operación de la Policía Nacional contra la trata en Algeciras y Jerez

Operación de la Policía Nacional contra la trata en Algeciras y Jerez

La Policía Nacional ha liberado a siete mujeres sudamericanas que estaban siendo explotadas sexualmente en pisos de Algeciras y Jerez y ha detenido a tres mujeres en el municipio algecireño como presuntas autoras de los delitos delitos de blanqueo de capitales y trata de seres humanos con fines de explotación sexual y laboral.

La investigación se inició al tener constancia de la existencia de actividades relacionadas con el ejercicio de la prostitución en una vivienda ubicada en el centro de Algeciras. Durante las vigilancias realizadas se observo que el inmueble formaba parte de una red de casas de citas establecida en varias localidades de la provincia de Cádiz. 

Los investigadores descubrieron la identidad de las presuntas responsables de los hechos investigados, las cuales resultaron ser tres mujeres de nacionalidad española que imponían férreas normas a las víctimas, que incluían el cumplimiento estricto de una jornada laboral de doce horas de lunes a domingo, para después quedar encerradas en los domicilios durante toda la noche. La totalidad de los servicios sexuales realizados en las casas de citas eran vigilados tanto por las personas encargadas de controlar in situ la vivienda, o mediante las cámaras de seguridad que tenían instaladas en las mismas.

Las detenidas concebían el control de la explotación sexual de las víctimas como la gestión de una empresa de negocios, tal y como se podía observar en los anuncios, en los que ofrecían a los clientes un listado de tarifas por los distintos servicios sexuales que cada chica podía realizar, estableciendo un reparto casi equitativo de los beneficios. Asimismo, lanzaban ofertas como si de comidas de empresa o cenas de navidad se tratara. La organización desarticulada se caracterizaba principalmente por la itinerancia de las chicas a las que explotaban, a las que cambiaban de domicilios cada cortos periodos de tiempo.

La operación contra la trata de seres humanos culminó con la entrada y registro en los domicilios ubicados en las localidades de Algeciras y Jerez de la Frontera, donde fueron liberadas siete presuntas víctimas de explotación sexual. Durante los registros se intervino dinero en efectivo, varios datáfonos para el pago con tarjetas bancarias, numerosa documentación y libretas de contabilidad relativa a la explotación sexual. Lograban un beneficio bruto mensual de más de 20.000 euros.

También se hallaron efectos esotéricos junto con fotografías de las chicas explotadas, que tienen relación con prácticas de supuesta magia negra, con las que la organización conseguía mantener a estas mujeres en una situación de sometimiento e intimidación.

Las tres mujeres detenidas de nacionalidad española, que pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Algeciras, cuyo titular decretó el ingreso en prisión sin fianza de la cabecilla de la organización.

La investigación desarrollada por la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales perteneciente a la Comisaría de Algeciras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios