Algeciras

La sequía deja a los vecinos de Pelayo sin agua durante varias horas al día

  • El millar de residentes en el núcleo rural de Algeciras sufre cortes superiores a las 12 horas o un caudal insuficiente

  • Emalgesa lo achaca al mínimo nivel de los acuíferos de la zona

Un vehículo circula por la N-340 a la altura de Pelayo. Un vehículo circula por la N-340 a la altura de Pelayo.

Un vehículo circula por la N-340 a la altura de Pelayo. / Jorge del Águila.

Un hilillo de agua y con suerte. Los vecinos del núcleo rural de Pelayo, en Algeciras, viven su segundo verano con problemas graves en el suministro de agua. El servicio se corta inesperadamente durante gran parte del día o se queda solo con un mínimo caudal en una situación que se arrastra desde mediados de julio y que mantiene al millar de vecinos que residen en esta zona del municipio al borde de la desesperación.

Desde el Ayuntamiento de Algeciras achacan los cortes a la sequía que mantiene al mínimo el nivel de los acuíferos con los que se abastece la zona, sin que dé tiempo a acopiar agua en el depósito de la barriada. Apuntaron que ya se trabaja en fórmulas para paliarlo.

“Tenemos a personas mayores que con el calor sufren más y que siquiera pueden ser aseadas correctamente. El hilo de agua que, con suerte, sale por el grifo no da para que el calentador funcione”, explicó una de las vecinas como uno de los múltiples ejemplos de las molestias que supone la falta de caudal.

Se trata del segundo verano que se producen estos cortes imprevistos que afectan especialmente a la parte alta de Pelayo (la colina en la margen izquierda de la N-340 en dirección Algeciras), con una cota más elevada que las viviendas de la otra mitad de la barriada.

En la parte alta de Pelayo, la interrupción suele ser total durante el tramo central del día hasta superar las 12 horas sin suministro mientras que ladera abajo llega, como mucho, un pequeño e insuficiente chorro. Los vecinos aseguran que esta situación ya se dio el año pasado y que se solventó, sin conocer las causas, en septiembre.

Los residentes puestos en contacto con este periódico lamentan que el Ayuntamiento no haya establecido ya medidas paliativas como cubas con agua para cubrir unas necesidades básicas. “En su día nos dijeron que había muchos enganches ilegales que tiraban del suministro y nos dejaban sin agua suficiente. Si hablan de sequía, en septiembre pasado había la misma”, aseguró otro de los vecinos de Pelayo.

Estudio en marcha

El Ayuntamiento de Algeciras, a través de la empresa de aguas Emalgesa, explicó a consultas de este periódico que la compañía conoce el problema desde hace “varias semanas” y que, desde entonces, ha puesto en marcha la redacción de un estudio para conocer el motivo exacto de la incidencia y plantear posibles soluciones.

Según la entidad local, el verano está resultando extremadamente seco, lo que contribuye a que no se produzca la natural recuperación del nivel de los acuíferos de los que se capta el agua que luego se trata y llega a las viviendas. Siquiera da para llenar el depósito.

Las alternativas al desabastecimiento que puedan surgir del estudio de los técnicos serán puestas en marcha “de inmediato”. Emalgesa pidió disculpas a los vecinos de Pelayo por la falta de agua y caudal y apuntó que desde que fue informada de estas circunstancias mantiene un contacto “permanente” con la asociación de vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios