Algeciras

Seis años de cárcel por transportar 54 kilos de cocaína entre chatarra

  • La droga fue detectada en el escáner del Puerto de Algeciras y se permitió que siguiera su ruta hasta llegar al destinatario, detenido en Málaga

Un operario, junto a la chatarra en la que iba escondida la droga. Un operario, junto a la chatarra en la que iba escondida la droga.

Un operario, junto a la chatarra en la que iba escondida la droga. / Agencia Tributaria

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga que condenó a un hombre a seis años de prisión por transportar desde Panamá y oculta entre chatarra casi 54 kilogramos de cocaína, valorada en más de 1,8 millones de euros. La sentencia del alto tribunal andaluz desestima el recurso de apelación presentado por el procesado, que también fue condenado a pagar una multa de cuatro millones de euros.

La Audiencia de Málaga consideró probado que el 7 de noviembre de 2017 llegó al puerto de Algeciras, en ejecución del plan previsto por el acusado, un contenedor destinado a una empresa que designó como domicilio de entrega una nave en el polígono industrial de La Candelaria, en Málaga.

Al ser registrado el contenedor, se encontraron en el interior, además de chatarra, ocho bidones que, según se comprobó al abrirlos, contenían una sustancia que resultó ser cocaína, con una pureza del 87,8 por ciento, un peso neto de 53,905 kilogramos y un valor superior a los 1,8 millones de euros.

En ese momento se decidió la entrega vigilada de la carga, tras la sustitución de la droga por una sustancia inocua, mediante una resolución judicial.

El camión que debía hacer el transporte se dirigió al domicilio designado en Málaga, donde estaba para hacerse cargo de la mercancía el procesado, que abrió la nave con las llaves que llevaba e hizo al camionero las indicaciones precisas para la descarga en su interior.

En ese momento, el hombre fue detenido y se comprobó que la nave carecía de suministro eléctrico, no contaba con ninguno de los elementos precisos para el negocio que decía el acusado desarrollar allí y se encontraron en su interior otros bidones de las mismas características que los intervenidos.

En el maletero del vehículo del detenido se encontraron máquinas de corte con batería incorporada para la apertura de los cilindros y un sello de la empresa destinataria, añade la sentencia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios