Operación Pontevedra

La Policía Nacional desmantela cuatro puntos de venta de cocaína en La Bajadilla

  • Han sido detenidas nueve personas y se han incautado 18 gramos de droga, 2.048 euros y útiles para la manipulación de la sustancia estupefaciente

Entrada a dos de los puntos de venta de droga en La Bajadilla.

La Policía Nacional ha detenido en la barriada de La Bajadilla, en Algeciras, a nueve personas como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a grupo organizado, dentro de la operación Pontevedra. En el operativo, formado por más de 50 agentes, se han efectuado cinco entradas y registros por orden judicial, en cuatro puntos de venta y en una guardería, hallándose 18 gramos de cocaína preparadas para su venta, 2.048 euros, dos balanzas de precisión y útiles para la preparación de la droga.

La investigación se inició meses atrás cuando los agentes de la Brigada de Policía Judicial tuvieron conocimiento de la actividad de un grupo dedicado a la venta de drogas. En una primera fase la investigación, los agentes constataron el innumerable trasiego de toxicómanos que se desplazaban hasta los distintos puntos de venta. Dado el alto número de ventas que se realizaban, se trataba de un verdadero supermercado de drogas, lo que generaba una gran inseguridad ciudadana entre los vecinos del barrio.

En una fase más avanzada de la investigación, los investigadores pudieron concretar que se trataba de un grupo organizado dedicado al tráfico de estupefacientes, perfectamente estructurado y con unos roles bien delimitados y definidos.

La organización contaba con distintos vendedores que regentaban los puntos de venta de sustancias estupefacientes. La red criminal contaba también con un sistema de guardería, en la cual habitaba una persona con discapacidad de la que se valían para nutrir de sustancia estupefaciente a los puntos de venta conforme a las necesidades diarias de estos. Además, disponían de aguadores, personas que se encargan de avisar de la presencia policial al tiempo que captaban posibles compradores. Fruto de las numerosas vigilancias se determinó quienes eran los proveedores de la sustancia estupefaciente.

Tras meses de investigación, se solicitaron los correspondientes mandamientos de entrada y registro en los distintos domicilios al Juzgado de Instrucción nº 5 de Algeciras en funciones de guardia.

Durante los registros, los investigadores comprobaron las fuertes medidas de seguridad que utilizan este tipo de organizaciones para dificultar las actuaciones policiales, como son las puertas reforzadas y distintos mecanismos para deshacerse de la droga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios