Vista en Algeciras El plus de los 500 euros por no faltar al trabajo en el Ayuntamiento, ante la jueza

  • CGT reclama que se anule y el Consistorio, CCOO, UGT y UPLBA piden que se condene a costas al sindicato 

El Pleno del Ayuntamiento en el que fue aprobado el plus de productividad el pasado 1 de abril. El Pleno del Ayuntamiento en el que fue aprobado el plus de productividad el pasado 1 de abril.

El Pleno del Ayuntamiento en el que fue aprobado el plus de productividad el pasado 1 de abril. / Erasmo Fenoy

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Algeciras ha celebrado este jueves la vista de la demanda presentada por el sindicato CGT contra el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Algeciras para pagar en 2019 y 2020 un plus de productividad por asistencia a la plantilla tanto funcionarial como laboral. Este complemento consiste en un pago anual de 500 euros en la nómina de marzo para quienes no hayan faltado más de 10 días al año al puesto de trabajo. 

CGT pide que se anule el referido acuerdo plenario porque entiende "que se sustenta básicamente en el grave hecho de penalizar a quienes por enfermedad deben hacer uso de sus derechos laborales o permisos contemplados en convenio o normas estatutarias".

Las partes que defienden el acuerdo y que se han personado son el Ayuntamiento de Algeciras y los sindicatos CCOO, UGT y el de la policía local. Todas ellas han pedido la expresa condena a costas a CGT.

Según explica en un comunicado, CGT invocó a través de su letrado "el derecho de todas las personas trabajadoras a no ser discriminadas en la retribución de un falso complemento de productividad, ya que no puede por su propia naturaleza ser general y sostenido en el tiempo".

El abogado del Ayuntamiento argumentó el derecho a recibir los 500 euros anuales para aquellos que “pudiendo no ir a trabajar van”. CGT defiende que cuando una persona está enferma no puede ser discriminada negativamente como absentista, porque realmente no puede ir a trabajar. "Si alguien duda de la veracidad de los partes de baja que investigue y aclare el fraude, pero no criminalice a las personas trabajadoras que enferman. Otro tanto ocurre con quienes pueden ejercer derechos a permisos, por los cuales se ha bregado tanto, para que al utilizarlos también sean criminalizados como absentistas", continúa CGT. 

"Lo más absurdo del asunto es que todas las partes contrarias ligan a la presencia con la productividad, como si la realidad fuese esa", apostilla el sindicato, que invoca la evaluación objetiva del desempeño del trabajo realizado para evitar se sigan dando, “graciosamente” a los propios, los complementos de productividad, de suerte que se instala un “amiguismo” inaceptable en el seno de la administración pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios