Salud pública

Encuentran muerto a un recluso en la prisión de Botafuegos

  • Acaip-UGT denuncia que el centro penitenciario ha dejado de contar con la Unidad de Apoyo a la Drogadicción y vincula el deceso al posible consumo de drogas

Cárcel de Botafuegos, en Algeciras.

Cárcel de Botafuegos, en Algeciras. / Jorge del Águila

La sección sindical de Acaip-UGT ha anunciado este viernes el fallecimiento de un recluso de la prisión de Botafuegos, en Algeciras, y ha apuntado al consumo de hachís y heroína como una de las posibles causas. Desde la organización han denunciado además que la Unidad de Apoyo a la Drogadicción ha dejado de funcionar después de 20 años en el centro penitenciario algecireño.

Según el sindicato el jueves, cuando uno de los funcionarios se encontraba realizando el recuento de los reclusos, detectó que uno de los internos no reaccionaba, por lo que avisó a su superior y a los servicios médicos, lo cuáles se presentaron de inmediato en el lugar y procedieron a realizarle maniobras de reanimación cardiovascular, sin éxito.

Tras las indagaciones pertinentes, se confirmó que el recluso había fumado hachís y heroína la noche anterior, y que un día antes había disfrutado de una comunicación vis a vis. Según datos de Instituciones Penitenciarias, entre 2015 y 2019, en Botafuegos fallecieron 25 internos, ocho de ellos por consumo de drogas, siendo la principales vías de entrada de los estupefacientes el regreso de los permisos de salida de los internos y las visitas.

Acaip-UGT ha denunciado el adiós de la Unidad de Apoyo a la Drogadicción, dentro de la estructura de la Diputación Provincial de Cádiz y dependiente de la Junta de Andalucía, la cuál "tras más de 20 años y sorpresivamente" ha dejado de funcionar en la prisión de Botafuegos. La sección sindical ha criticado que ni Diputación, ni Junta, ni Ministerio del Interior se hayan puesto de acuerdo para renovar el convenio y evitar la salida de la unidad.

La organización ha insistido en que no contar con esa ayuda supone "un grave problema" y que los grandes perjudicados son "los internos con problemas de toxicomanías porque no se les podrían dispensar el programa tratamental que requieren y que resulta indispensable para su reinserción a la sociedad".

"Sabemos que no existe riesgo cero de fallecimientos en las prisiones, pero con más recursos humanos y materiales, así como con más herramientas jurídicas y técnicas, se podría reducir este tipo de sucesos", han añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios