Algeciras

Las llamas llegan a las puertas de las casas en otro fuego en Sotorrebolo

  • El jueves ya hubo un conato en una zona que ya se quemó en los dos últimos veranos

La intervención de los bomberos del parque de Algeciras impidió que un fuego alcanzara ayer a las viviendas de la urbanización de Sotorrebolo que discurre entre la avenida Alcalde Paco Esteban y el monte bajo que da a Los Pastores. Es el segundo incendio que se produce en este mismo lugar en sólo cuatro días. Tanto el año pasado como en 2016 también se produjeron varios conatos y fuegos en el mismo lugar.

Esta vez las llamas, que los vecinos dan por hecho que no se originaron de forma fortuita, afectó a seis hectáreas de un terreno que sólo está separado de la urbanización por una calle y que los bomberos del parque de Algeciras tardaron más de cuatro horas en extinguir.

El fuego llegó a saltar al otro lado de la vía en varios momentos de la tarde y quedó a pocos metros de las casas. Mientras, los vecinos retiraban sus coches a toda prisa y salían a la calle para encontrarse una densa nube de humo que cubrió toda la zona desde poco antes de las tres de la tarde, además de las llamas que aparecían con gran virulencia por todo el monte, cubierto de pasto seco, desde la zona de detrás del supermercado Aldi hasta la rotonda de Dadisa.

Los bomberos atacaron el fuego prácticamente en la puerta de los adosados, mientras soplaba un fuerte viento de poniente que no sólo no ayudaba a la tarea de la extinción, sino que lo propagaba con rapidez.

La Guardia Civil y la Policía Local controlaron los accesos desde un primer momento e instaron a los vecinos a retirarse del lugar y, sobre todo, a retirar su vehículos por prevención. No fue necesario desalojar las viviendas. Acudieron incluso efectivos de Infoca para colaborar en la extinción, con un helicóptero que no llegó a intervenir, ya que el incendio estaba controlado en ese momento. Intervinieron siete bomberos y 5 vehículos del parque de Algeciras, que utilizaron unos 26.000 litros de agua.

Los vecinos de Sotorrebolo se vienen quejando en los últimos años del estado de abandono del terreno que se incendia cada verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios