Inmigración

Condenada a 6 años y medio de cárcel por prostituir a mujeres a las que traía en patera

  • La liberiana las amenazaba con hacerles vudú si no le pagaban 30.000 euros

Migrantes rescatados en el Estrecho. Migrantes rescatados en el Estrecho.

Migrantes rescatados en el Estrecho. / Erasmo Fenoy (Algeciras)

La Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla ha condenado a la liberiana Lovethe A. a seis años y medios de prisión por prostitución coactiva y favorecimiento de la inmigración clandestina, delito este último por el que también ha sido condenado el nigeriano Víctor A., a cuatro años de cárcel. Los dos formaban parte de una red que se dedicaba a transportar a mujeres a través del Estrecho hasta Algeciras para luego obligarlas a ejercer la prostitución bajo amenaza de realizarles un rito vudú.

El tribunal ha condenado a Lovethe a que indemnice a una testigo protegido, una de las mujeres nigerianas introducidas en la prostitución en por esta red, con la suma de 10.000 euros. Los dos condenados solidariamente deben pagarle además 2.000 euros.

La sentencia recoge que en el año 2009, ante la difíciles condiciones de vida que tenía, la testigo protegido inició desde su ciudad natal, Benin City (Nigeria), una larga travesía junto a siete mujeres, organizada y por cuenta de un compatriota, con la promesa de emigrar a Italia para encontrar trabajo. Cuando supieron que la testigo protegida y que declaró en el juicio estaba embarazada, la abandonaron en Libia, donde dio a luz un niño. Pasados unos meses, contactó con un varón que le propuso llevarla a España desde Tánger, a donde llegó pasados unos meses.

En Tánger estuvo alojada por cuenta del organizador a la espera de embarcar con destino a España. El 13 de agosto de 2010 embarcó con más personas en una patera, pero antes de partir recibió un móvil por quien estaba a cargo de la operación, indicándole que la llamaría la persona que se haría cargo de ella, que era la procesada Lovethe A., en prisión por estos hechos.

Tras alcanzar aguas españolas, fue rescatada en alta mar por la guardia civil y tras ser trasladada a la Comisaría de Algeciras, fue ingresada en un centro de la Cruz Roja, que abandonó voluntariamente junto con Juliette, una compañera de viaje, cuando recibió una llamada al teléfono móvil que le habían entregado. Víctor A., hermano de Lovethe, las recogió en compañía de otro individuo en las inmediaciones del centro de acogida y las trasladaron en coche hasta el domicilio propiedad de la procesada Lovethe A. en Camas. Allí la obligaron a prostituirse para pagarle 30.000 euros por los gastos ocasionados para traerla a España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios